Aragón

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón celebra sus 25 años de servicio

Su presidente, Fernando Zubiri, ha defendido la independencia del órgano.

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón celebra sus 25 años de servicio

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha celebrado este viernes el 25 aniversario de su constitución con un acto institucional en el que se ha puesto de manifiesto lo positivo de su puesta en marcha para la administración de justicia en la comunidad a pesar de las dificultades.

En el Palacio de los Condes de Morata, sede del tribunal, y ante las autoridades de la Comunidad, encabezadas por su presidenta, Luisa Fernanda Rudi, el presidente del TSJA, Fernando Zubiri, ha señalado que los tribunales superiores supusieron la culminación del diseño constitucional del Estado en este ámbito.

Tras agradecer el trabajo llevado a cabo por sus predecesores, magistrados, secretarios y personal de la administración de justicia durante todos estos años, Zubiri ha recordado las dificultades que se tuvieron que afrontar entonces por la "penuria de medios", que se manifestaba aún más por la judicialización de la sociedad.

Al respecto, ha recuperado el acta de constitución del tribunal que leyó su primer presidente, José Ramón San Román, quien tras destacar que se trataba de "un hecho irrepetible", grato y alegre, hizo hincapié en la grave situación en la que se encontraban muchos de los órganos unipersonales y algunos tribunales, el elevado número de asuntos pendientes y la falta de espacios.

Desde entonces, ha resaltado, ha habido cambios cualitativos en materia de dotaciones y se ha mejorado especialmente en espacios, desde la asunción por parte de la comunidad autónoma de las competencias en este ámbito.

Al respecto, ha añadido que se ha avanzado en algunas líneas maestras, que habrá que consolidar, como la apertura de la justicia a la ciudadanía, que se deberá continuar, la formación continua de todo el personal y la comunicación institucional del trabajo que se realiza, no "como forma de propaganda", sino para servir a los profesionales y la sociedad.

Zubiri no se ha olvidado de las "difíciles vicisitudes" por las que ha pasado el órgano de Gobierno del Poder Judicial, que estalló en 2012 y que todavía "produce sus efectos entre nosotros", o su reforma que, a su juicio, merma sus posibilidades de gobierno, y ha citado como retos la falta de estímulos o la excesiva carga de trabajo en algunos juzgados.

El presidente del TSJA se ha pronunciado por consolidar en el futuro los medios y técnicas con los que cuenta la administración de justicia, ha reivindicado la generalización de la transparencia y ha pedido clarificar los futuros legislativos, como la delimitación de los partidos judiciales que, ha remarcado, en el caso de Aragón habría que pensarlo "dos veces".

La constitución definitiva de la nueva Oficina Judicial, pendiente de 2003, las reformas profesionales o la nueva ley de enjuiciamiento criminal son otros de los retos de la justicia, cuya independencia ha defendido Zubiri, quien dejará la presidencia del TSJA en los próximos meses.

El acto ha sido clausurado por la presidenta Luisa Fernanda Rudi, quien ha señalado que los tribunales de justicia "han aportado luz y racionalidad" y suponen un "magnifico ejemplo" de la arquitectura institucional del Estado autonómico.

El TSJA, según el artículo 63 del Estatuto de Autonomía, es el órgano jurisdiccional con el que culmina la organización judicial en Aragón y en el que se agotan las sucesivas instancias procesales en el territorio, sin perjuicio de las competencias de otros órganos judiciales.

Rudi ha destacado la asunción de competencias por parte de la comunidad en esta materia, que han permitido inaugurar el pasado año la Ciudad de la Justicia, la nueva sede de la Audiencia Provincial o la culminación en breve de las obras del Palacio de Justicia de Huesca.

La presidenta se ha referido al vigente Código del Derecho Foral Aragonés y la facultad del Gobierno de poder presentar recursos de casación ante el Tribunal Constitucional en defensa del derecho aragonés, como hizo el año pasado con la ley estatal que regulaba determinadas tasas judiciales.

En el acto institucional también han intervenido el expresidente aragonés Hipólito Gómez de las Roces, que gobernaba la comunidad cuando se constituyó el TSJA en 1989, y el magistrado Benjamín Blasco, que formó parte del mismo entonces.

Blasco ha reivindicado la independencia de los jueces frente a los otros poderes del Estado, y ha reclamado más medios ante la avalancha de procedimientos, sobre todo en el contencioso administrativo, y la formación del personal para ejercer la justicia con celeridad y de manera más eficaz.

Etiquetas