Despliega el menú
Aragón

La línea del AVEentre Madrid, Zaragoza y Barcelona es la más rentable del país

Sus 98 millones de beneficio cubren las pérdidas de los servicios deficitarios de Alta Velocidad y Larga Distancia.

Los usuarios de AVE crecieron un 14,3% en el último mes de febrero
Los usuarios de AVE crecieron un 14,3% en el último mes de febrero

La línea de alta velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona se ha convertido en la locomotora ferroviaria del país. No solo es el servicio más rentable con sus 98,6 millones de euros de beneficio anual, sino que compensa los números rojos de la totalidad de los trenes AVE y de Larga Distancia que recorren España. Así se constata en una reciente respuesta parlamentaria en el Congreso a UPyD, que pone de manifiesto que tan solo 12 de los 51 servicios ferroviarios de largo recorrido logran cubrir sus gastos.

El corredor Madrid-Barcelona es el que mayor demanda tiene, lo que permite que los ingresos, 341 millones, cubran los 242,4 millones de y que el porcentaje de cobertura del resultado sea el más alto de España, un 140%.

En estos números oficiales contribuye decisivamente la capital aragonesa, que durante año pasado contabilizó cerca de 2,5 millones de viajeros de AVE-Larga Distancia, lo que supuso la captación de casi un cuarto de millón de clientes y un crecimiento porcentual del 11,4% respecto al ejercicio anterior.

Los datos facilitados por Renfe ponen en evidencia que, como ya es tradición, el trayecto del AVE entre Zaragoza y Madrid fue el que más demanda atrajo en la estación de Delicias, con 1,1 millones de usuarios y un aumento del 8,1%. El segundo servicio más solicitado fue en la misma línea ferroviaria, pero en sentido inverso, entre Zaragoza y Barcelona: 613.815 personas, con una subida un poco mayor, del 8,9%.

Los números evidencian que la demanda de los españoles y turistas que recorren España no es suficiente para rentabilizar la milmillonaria inversión en la construcción de ejes ferroviarios de alta velocidad, impulsadas indistintamente por gobiernos socialista y populares en las tres últimas décadas con muy desigual fortuna. Únicamente cuatro de los nueve servicios de alta velocidad España son rentables, lo que da una idea del futuro que le esperan al resto de ejes que actualmente están en obras. Además del AVE Madrid-Zaragoza-Barcelona, los trenes que comunican Madrid con Málaga, Sevilla y Valencia son los que dan beneficios a Renfe. En total, 122 millones de euros, de los que el 81% son generados por el corredor aragonés.

Hasta cinco líneas de alta velocidad arrojan resultados negativos de 19,4 millones. La que menos pérdidas tiene es la que une Madrid y Huesca (-1,5 millones), ya que sus gastos de explotación están relativamente ajustados al circular un solo tren diario por sentido. Le sigue Valencia-Sevilla (-2), Madrid-Valladolid (-2,1), Madrid-Albacete (-5,7) y Barcelona-Sevilla/Málaga (-8,1). Desde un punto de vista porcentual, el más deficitario es el AVE de Albacete, ya que los ingresos apenas permiten cubrir una cuarta parte de los gastos de explotación.

Los convoyes de alta velocidad y Larga Distancia entran en la denominación de servicios comerciales, lo que obliga a la compañía Renfe a compensar ingresos y gastos en la explotación. Las subvenciones se limitan a los cercanías y a los regionales que el año pasado catalogó como Obligación de Servicio Público (OSP)Cercanías y Media Distancia). En el caso de Aragón, el Gobierno autonómico negoció con el Ministerio de Fomento y la propia compañía para ampliar el número de frecuencias con fondos regionales.

Los números aportados por el Gobierno en su respuesta parlamentaria indican que los resultados de explotación del AVE y la Larga Distancia son positivos, 28,3 millones. La cuestión están en saber si la nueva política tarifaria que Renfe empezó a aplicar hace un año, que en el caso de los servicios de alta velocidad de Zaragoza han supuesto una rebaja media del 11%, permiten cambiar los números rojos de la inmensa mayoría de líneas del país.

Algo ha debido contribuir a tennor de la creciente demanda ferroviaria en Aragón. Otras dos línea, una de la AVE (Zaragoza-Sevilla) y otra de Larga Distancia (Zaragoza-Pamplona), registraron en 2013 una importante subida, del 20,8% y del 40,2%, respectivamente. También ganó viajeros el deficitario Madrid-Huesca, que llegaron casi a los 60.000 (un 12% más).

Etiquetas