Despliega el menú
Aragón

Campoy estudia en qué consejerías puede recortar

El consejero de Hacienda quiere elaborar cuanto antes el plan de reequilibrio económico y financiero.

Javier Campoy, consejero de Hacienda
Javier Campoy, nuevo consejero de Hacienda

El consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón está manteniendo contactos con "todas" las consejerías del Ejecutivo para determinar qué partidas se pueden ajustar y elaborar así el plan de reequilibrio económico y financiero que debe crear la Comunidad por haber incumplido el objetivo del déficit.

La elaboración del plan está en su fase inicial, ha reconocido Javier Campoy este viernes en el Pleno de las Cortes, pero se ha comprometido a presentarlo a los diputados en la Comisión de Hacienda en la que comparecerá el próximo 7 de mayo.

En ningún caso, ha agregado, éste tocará el gasto social, pero ha reconocido que en "todos" los departamentos existe margen para mejorar los gastos de gestión y ganar eficiencia sin afectar a la calidad de los servicios que se prestan.

Así le ha respondido al diputado de CHA José Luis Soro, quien se ha interesado por si el plan de reequilibrio incluirá alguna retención de créditos o cualquier ajuste en los gastos de las consejerías de Sanidad, Bienestar Social y Familia, o de Educación, Universidad, Cultura y Deporte.

Además, ha respondido a tres preguntas de la diputada socialista Ana Fernández sobre el plan.

Campoy ha dicho que se está haciendo un seguimiento "exhaustivo" de la ejecución presupuestaria para identificar las partidas "menos eficaces" y las que tengan "menos impacto" en el funcionamiento de la administración.

Aunque Ana Fernández ha incidido en que el problema son los ingresos y ha propuesto recuperar determinados impuestos e incrementar la carga fiscal a las rentas más altas, Javier Campoy ha asegurado que el Gobierno mantiene su compromiso de no subir los impuestos, porque una fiscalidad adecuada es "catalizadora de la actividad económica y el empleo".

El Ejecutivo opina, ha dicho, que el dinero "debe de estar en el bolsillo de los ciudadanos" y por eso antes que subir los impuestos, intentarán bajarlos "siempre que se pueda".

Además, Fernández le ha preguntado por los convenios con la administración central que puedan estar en riesgo por haber incumplido el objetivo del déficit.

El consejero ha reconocido que es necesario el visto bueno de Hacienda para estos convenios, pero que se trata de un requisito "técnico" que "no va a suponer ningún impedimento" para Aragón ni la renuncia a ningún convenio.

Las relaciones con Madrid, ha añadido, son "muy buenas" y "la confianza y la transparencia" impregnan cada línea de estas relaciones.

Para Fernández, haber incumplido el déficit significa que el Ministerio de Hacienda va a mirar a Aragón "con lupa" y que va a implantar un "férreo control" sobre sus cuentas, con lo que todo lo que depende de fondos estatales está, a su juicio, "en el aire".

Etiquetas