Despliega el menú
Aragón

Lleno en el Pirineo y el Bajo Aragón en el puente festivo

Las celebraciones de Semana Santa y el buen tiempo favorecen una alta ocupación hotelera en toda la Comunidad Autónoma.

Camping en el Pirineo aragonés
Camping en el Pirineo aragonés
Heraldo.es

El buen tiempo, el tirón de la Semana Santa del Bajo Aragón y de Zaragoza y los atractivos que el Pirineo ofrece tanto a los amantes de la naturaleza como del esquí han favorecido un buen arranque y hacen prever una alta ocupación hotelera en el conjunto de la Comunidad en este largo puente festivo.

En Huesca, los visitantes han optado por el turismo rural, con unas cifras de entre el 85% y el 90% de ocupación en este tipo de alojamientos, sobre todo en casas y apartamentos. Los ubicados en las inmediaciones de Ordesa y Guara presentan un lleno total.

En lo que se refiere al turismo de nieve, las estaciones de Aramón en el Pirineo oscense (las de Teruel ya han cerrado) despiden la temporada con una buena afluencia de visitantes que buscan esta Semana Santa actividades para toda la familia, ocio y una buena calidad de la nieve, que presenta 158 kilómetros esquiables y 2,5 metros de espesor.

Panticosa echará el cierre este domingo, y Cerler y Formigal lo harán el lunes, en una temporada en la que, según Aramón, se han superado previsiones a pesar de varios fines de semana con mala meteorología en enero y febrero y una tardía Semana Santa. Mañana, las tres estaciones se llenarán con actuaciones musicales, fiestas de la espuma, atracciones, castillos hinchables, concursos y una piscina que se situará en la bajada de las pistas para que los esquiadores la atraviesen en un ejercicio de equilibrio y precisión.

También continuará abierta hasta el lunes la estación de Llanos del Hospital, con 12 kilómetros esquiables, Astún con 38 y Candanchú, que ofrecerá a los aficionados al esquí nórdico un circuito de fondo.

Mientras, los pueblos de la Ruta del Tambor y del Bombo se encuentran desde ayer con las plazas hoteleras rozando el lleno. La fama de sus procesiones, pero sobre todo los actos de romper la hora, siguen atrayendo a cientos de turistas a esta parte del Bajo Aragón. Al igual que esta comarca, en la Sierra de Albarracín la ocupación estos días es del 95%, según aseguraban las asociaciones de hosteleros.

Al turismo religioso, se suman en las zonas más altas de la provincia los atractivos naturales y patrimoniales. En la ciudad de Teruel, el principal tirón turístico lo constituye el parque paleontológico de Dinópolis. El presidente de los empresarios turísticos de la provincia, Juan Ciércoles, destacó que muchos visitantes acuden a la ciudad estos días no solo por sus procesiones, sino por el interés que despierta el complejo. «Los hoteles notamos claramente la temporada de apertura de Dinópolis», dijo Ciércoles.

En Zaragoza, los hosteleros se muestran optimistas ya que este año se ha incrementado el número de reservas hoteleras respecto a 2013. Los hoteles esperan rozar el 75% de ocupación con las reservas de última hora, casi 13 puntos más que el año pasado.

Previsiones meteorológicas

Las agradables temperaturas que ayer se vivieron en Aragón (25 grados de máxima en Teruel, 26 en Zaragoza y 23 Huesca) se mantendrán a lo largo de la jornada de hoy. Será el sábado cuando aumente la nubosidad y se produzcan algunos chubascos en la Ibérica que tenderán a generalizarse e intensificarse al final de la jornada. Las precipitaciones tenderán a remitir el domingo, si bien las temperaturas sufrirán un notable descenso.

Etiquetas