Despliega el menú
Aragón

El Justicia pide a Educación que actúe ante el casode un alumno al que su profesora no le pone notas

Durante dos cursos, la docente no le calificaba los exámenes ni trabajos por «motivos pedagógicos» y solo le entregaba las notas en los boletines oficiales
a final de cada trimestre.

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha pedido al Departamento de Educación que adopte las medidas oportunas para garantizar que en ningún centro de la Comunidad se siga «el procedimiento poco usual de no poner calificación en los ejercicios». Esta sugerencia llega tras la queja de una familia que protestaba porque la profesora de Lengua de su hijo no le puso calificaciones ni numéricas ni de ningún tipo en sus exámenes ni trabajos durante dos años (1º y 2º de ESO), a diferencia de sus compañeros de clase. La docente solo le ponía notas en el boletín oficial alegando que el niño tenía mucha presión y que era una medida pedagógica, según reza la queja presentada ante el Justicia.

La familia del menor mostró su disconformidad en el centro porque consideraban que si su hijo no sabía las calificaciones de exámenes o trabajos «no podía tampoco reclamar o ver si el profesor se había equivocado al sumar los puntos de las preguntas de su examen, o no podía saber cómo de bien o de mal había hecho un examen», señalan los padres. Y añaden: «Hasta que no venía el boletín oficial del trimestre no sabía cómo iba».

El caso llegó a la Inspección educativa y el colegio reconoció los hechos, pero una vez más, alegaron que era una medida pedagógica, según recoge el Justicia en su sugerencia. «Tras el informe de Inspección de Educación se concluye que el procedimiento poco usual de no poner la calificación en los ejercicios de Lengua tuvo una clara motivación pedagógica (...). La finalidad de dicho procedimiento fue la de disminuir la excesiva presión sobre las calificaciones obtenidas en los ejercicios», contestó la Administración a la petición de información por parte de García Vicente.

El alumno se dio de baja del centro y en el informe del Justicia se recoge que hay discrepancias sobre si esa baja fue justificada (los padres así lo defienden) o no justificada (según apunta el centro). «Esta institución no puede pronunciarse sobre esa cuestión porque se trata de un colegio de titularidad privada y desconoce las causas y repercusiones que esa baja conlleva», explica García Vicente. No obstante, sí pide a Educación que revise la programación de la materia de la citada profesora y evite que se repitan este tipo de casos.

Etiquetas