Despliega el menú
Aragón

Las comarcas destinan tres de cada diez euros a prestar servicios sociales

El gasto medio por habitante es de 66 euros. El resto de su presupuesto lo dedican a pagar otras competencias, como la recogida de residuos, o a afrontar gastos de funcionamiento

Las comarcas aragonesas destinan tres de cada diez euros de su presupuesto a gasto social. En concreto, durante 2012 –últimos datos conocidos– dedicaron 37 millones de euros de su presupuesto a atender servicios sociales. El resto se utilizó para financiar otras competencias de las comarcas (recogida de residuos, turismo, cultura...) y a afrontar gastos de funcionamiento, entre los que se incluye el personal o el gasto corriente. En total, en 2012 estas administraciones funcionaron con un presupuesto de 104,6 millones de euros, de los que 59,4 procedían de las transferencias del Gobierno de Aragón. Hay que recordar que estas demarcaciones, además de con fondos autonómicos, se financian a través de aportaciones de los ayuntamientos y del pago de tasas por determinados servicios, entre otros.

Respecto a los ingresos que recibe de la DGA, la prestación de los servicios sociales alcanza el 62% del total. Por habitante, supone un gasto medio de 66 euros. No obstante, la estadística demuestra las notables diferencias de coste que existen dentro del propio territorio aragonés, lo que se ha convertido en uno de los argumentos del Ejecutivo autonómico para reivindicar ante el Gobierno central una financiación autonómica justa que tenga en cuenta singularidades de Aragón como el envejecimiento y la dispersión.

Solo por provincias, se demuestra que las comarcas de Teruel (72 euros) destinan más dinero por habitante a atender sus necesidades sociales que Zaragoza (60) o Huesca (68). Pero si se desciende a las comarcas, las diferencias son aún más acentuadas. La comarca del Sobrarbe, por ejemplo, gasta 187 euros por habitante en prestar los servicios sociales; la de Albarracín, 137; la de La Litera, 133; la de Comunidad de Teruel, 126; la de de Hoya de Huesca, 109; la de Campo de Daroca, 107, y la de Aranda, 83, entre otras.

14 millones a ayuda a domicilio

En total, las comarcas dedicaron casi la mitad de su gasto social a la ayuda a domicilio (14,2 millones). Con este dinero se hizo frente a las 1,5 millones de horas de atención y se pagaron las nóminas del personal. El mantenimiento de los centros de servicios sociales se llevó 9,7 millones (un 26%) y el de las residencias de mayores y pisos tutelados, 3,3 millones. Las ayudas de urgencia conllevaron un desembolso de 726.919 euros. Estas recibieron 2.735 solicitudes y se concedieron un 82% (2.246). Entre las necesidades reclamadas destacan la atención primaria urgente (1.357 peticiones), el uso y disfrute de una vivienda (499) y el acondicionamiento de la residencia habitual (148).

Además de estos servicios, las comarcas también dedican su presupuesto a la atención social y a inmigrantes (468.338 euros), a la drogodependencia (423.958), a violencia de género (264.859), a prevención e inserción (822.163), a alojamiento alternativo (658.683 euros), a acompañamiento y transporte de dependientes (1,1 millones), a centros de día para mayores y discapacitados (746.088) y a fisioterapia, comidas y lavandería (699.233 euros), entre otros.

En total, durante el año 2012, las comarcas aragonesas atendieron a 83.216 usuarios que precisaron atención social. Buscaron un alojamiento temporal a 5.179 personas, incluyeron a 386 menores en programas de intervención, dieron apoyo económico para libros, comedor, material... a 705 niños y atendieron a 439 transeúntes. Otro de los cometidos más destacados fue el de garantizar transporte adaptado a los centros de día (154), a servicios terapéuticos (257), a talleres ocupacionales (87) o por necesidades excepcionales (1.148).

Etiquetas