Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

"Soria ha pasado de 400 explotaciones de vacuno de leche a cinco en 20 años"

Actualmente hay cinco granjas en la provincia, "un 1% de las que había hace veinte años".

Una vaca lechera en una explotación de la provincia
Una vaca lechera en una explotación de la provincia
L. Tejedor

La Alianza UPA-COAG denunciaba la pasada semana la desaparición, en los últimos de tres años, de más de 200 explotaciones de vacuno de leche en el conjunto de Castilla y León. En Soria -donde se ha pasado de seis explotaciones en 2010 a las cinco registradas en 2013- la caída ha sido de sólo una, aunque hay que tener en cuenta que el número de explotaciones es apenas testimonial.

Una situación que choca con la vivida hace dos décadas. Entonces “había entre 360 y 400 explotaciones” en la provincia, según ha explicado Raúl Ramírez, secretario provincial de la organización agraria. “Es decir, ahora mismo hay un 1% de las plantaciones que hace 25 años”

Una realidad “desastrosa”, aunque Ramírez reconoce que las cinco explotaciones actuales poseen un tamaño mucho mayor que las de entonces. Sólo en los últimos tres años, las entregas de leche en Soria han bajado en este periodo en 67.185 kilogramos, sumando un total de 4.036.632 kilogramos y continuando la tendencia decreciente que “condena” a este sector.

El representante de UPA-COAG en Soria atribuye este desplome a la falta de rentabilidad de un sector cuyos ingresos son “tan líquidos como la propia leche”, y a la situación familiar de los propietarios de la provincia. “Este trabajo es muy esclavo, exige 365 días de dedicación al año”, ha indicado Ramírez desde su experiencia. “Y muy traicionero”.

La situación de Soria es extensible a otras provincias limítrofes. “En La Rioja, no habrá tampoco más de cinco explotaciones”.

La competencia exterior también ha castigado al sector. Productos de Australia, Uruguay, Brasil y Argentina, por estrategia, se han impuesto a las explotaciones españolas. De hecho, las productoras nacionales ya miran a países como Argelia o Marruecos para instalar sus explotaciones”.

“Además, la nueva PAC no va a ayudar”. “Antes también daban primas y a los cinco o seis meses de establecerse las empresas bajaron el precio de la leche y la industria se quedó con las ayudas y ahora va a pasar lo mismo.Es muy duro ver como en España está sufiendo el secto, más aún cuando países vecinos como Francia apoyan claramente

Las cinco explotaciones sorianas quedan muy lejos de las 113 de Valladolid o las 115 de Segovia, las dos provincias que menos empresas de este sector poseen en la región, que tiene en León el mayor número de instalaciones, con 699. En 2010, según cifras facilitadas por La Alianza, había en la Comunidad 2.327 explotaciones de vacuno de leche , frente a las 2.089 contabilizadas en 2013. Para la Alianza, estas cifras reflejan la situación que han sufrido los ganaderos en los últimos años, provocada por precios «ruinosos» y con unos costes de producción «inasumibles» para la viabilidad de sus explotaciones.

Más de 150 ganaderos de vacuno de leche analizan el horizonte 2015

Más de 150 productores de leche de vaca de la Comunidad asistieron hace unos días en Benavente a la IV Jornada Ganadera de Vacuno de Leche para analizar la situación y competitividad de cara a un futuro próximo del sector lácteo español, y más concretamente del castellano y leonés, ante la desaparición de las cuotas lácteas. La problemática de la volatilidad de los precios de la leche , unida al incremento de los costes de producción que ha conllevado el descenso en el número de ganaderos dedicados a esta actividad en la región (de los 41.000 en 1987, a menos de 2.000 en 2013) centra los intereses actuales de este sector productivo.

Para atajar esta situación, el Ministerio de Agricultura representado en la reunión por Concepción Gafo, Jefe de Área de Leche de la Subdirección General de Producciones y Mercados Agrarios, indicaba apostar por herramientas basadas en la protección de márgenes en las explotaciones y en la gestión de los volúmenes de producción, y apuntaba al «contrato» como elemento estabilizador del sector una vez desaparezcan definitivamente las cuotas lácteas.

Etiquetas