Aragón

Los multiservicios rurales aragoneses, "necesarios" pero poco "rentables"

Los escasos ingresos que generan estos establecimientos en el medio rural inducen a su cierre o a los cambios constantes de su personal. El multiservicio de Valmuel lleva cerrado tres años.

Multiservicio en Torrijo de la Cañada
Los multiservicios rurales, establecimientos "necesarios" pero poco "rentables"

Los multiservicios rurales son establecimientos que ayudan a luchar contra el desabastecimiento de las áreas rurales, evitando desplazamientos a sus habitantes y ofreciendo servicios fundamentales para la mejora de la calidad de los habitantes de los municipios donde se instalan. El objetivo de estos centros es evitar la despoblación y contribuir al desarrollo económico de las localidades donde se instalan, asegurando así la continuidad del comercio y de los servicios a la población, creando empleo en la medida de lo posible y mejorando la competitividad de las empresas en el entorno aragonés. Sin embargo, su escasa rentabilidad hace que muchos de ellos se encuentren actualmente cerrados a cal y canto desde hace meses o en busca de alguien que los gestione. Rubiales o Valmuel, ambos en Teruel, son algunos de ellos.

El multiservicio de Valmuel, barrio pedáneo de Alcañiz, lleva cerrado tres años. La última propietaria se desprendió del negocio en enero de 2012 "por falta de rentabilidad". "Desde entonces ha preguntado la gente, pero no ha llegado a nada. Quien lo lleve tiene que ser alguien del pueblo, con un trabajo adicional, para que salgan las cuentas a final de mes", apunta su alcalde, Roberto Lahoz.

Desde el Ayuntamiento solicitan la aprobación de una partida de 20.000 euros dentro de los presupuestos del consistorio de la capital bajoaragonesa para sacar una plaza de alguacil que se encargue también de abrir la tienda durante dos horas dentro de su jornada laboral. “Hace dos años que nos falta un peón y nuestra idea es crear una plaza para un trabajador autónomo que se encargue de las dos cosas”, explica el primer edil. “Esperamos que al Ayuntamiento de Alcañiz apruebe pronto los presupuestos y no pase como el año pasado”, añade.

Valmuel tiene tres casas rurales que se llenan cada vez que hay un evento en MotorLand, “pero nos falta un lugar donde los turistas puedan comprar comida”, matiza el alcalde. “Los multiservicios son necesarios, pero parece que no son rentables”, concluye Lahoz.

Aragón cuenta con más de 70 multiservicios

En la actualidad, hay más de 70 multiservicios en Aragón. Más de la mitad se encuentran en Teruel. Huesca, con 11 multiservicios, es la provincia con menos establecimientos en funcionamiento.

A finales del 2013, el Gobierno de Aragón concedió 16 ayudas para poner en marcha dos nuevos establecimientos en Cabra de Mora y Cucalón (Teruel), Tella-Sin, Liri, Sangarrén, Jasa y Capdesaso (Huesca) y Mozota, Berdejo, Pomer, Lagata, Trazmos, Sestrica, Villarroya del Campo, Trasobares y Castejón de Valdejasa (Zaragoza). Además, 13 multiservicios ya en funcionamiento recibieron ayudas para realizar mejoras.

En total, el Gobierno de Aragón destinó 320.000 euros para los 29 ayuntamientos que se beneficiaron de esta convocatoria. Desde el año 2006, la DGA ha concedido ayudas para la construcción, reforma y equipamiento de los multiservicios por un importe global cercano a los dos millones de euros.

La apertura de multiservicios rurales implica mantener los servicios de proximidad, turismo, ocio y la captación de nuevos recursos en localidades rurales de las tres provincias aragonesas. La elección de los municipios para la apertura de estos establecimientos comerciales se debe, entre otras causas, a la escasa población de sus núcleos rurales, en los que comercios y otros servicios no alcanzan el umbral de rentabilidad y paulatinamente van cerrando.

Etiquetas