Aragón

'Apagón' de internet en más de 1.300 hogares aragoneses

Los expertos alertan de la brecha entre los que pueden costear el servicio y quienes deben prescindir de él.

La moda de la formación a través de internet

A lo largo de la última década, el crecimiento de las conexiones a internet en Aragón ha sido imparable. Hasta el año pasado. Entre 2012 y 2013 se redujo en 1.317 el número de viviendas que disponen de acceso a la red, según los datos del Instituto Aragonés de Estadística acerca del uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los hogares de la Comunidad. Un descenso destacable, especialmente si se tiene en cuenta que el volumen total de viviendas creció en el mismo período en 2.640 unidades, según la misma fuente.

El cambio de hábitos en el consumo de nuevas tecnologías -algunos usuarios, especialmente los jóvenes recién emancipados, sólo se conectan a través de dispositivos móviles- justifica parte de estas bajas. Pero también la reducción de ingresos de las familias como consecuencia de la crisis está detrás de esta tendencia.

Una situación que puede derivar en una 'brecha digital'. "El problema de desconectarse de las tecnologías de la información es que esas personas pierden muchas posibilidades", explica Cristóbal Torres, catedrático de Sociología de la Universidad Autónoma de Madrid, quien ha profundizado en la exclusión digital en la actual coyuntura económica.

En concreto, Torres apunta que "cada vez hay más servicios que sólo se ofrecen en la red: de ámbito cultural, información, periódicos... pero también alrededor de la administración, la tendencia avanza hacia gestiones únicamente a través de internet".

El catedrático alerta de una tercera brecha digital: "Se pasó primero por la brecha territorial, con muchos territorios, especialmente rurales, que no tenían acceso a internet. También por la brecha digital como consecuencia de la educación y, en menor medida, de la edad. Y ahora nos encontramos ante un nuevo problema que puede agravar las diferencias sociales".

Tarifas elevadas

Un estudio de la Comisión Europea sitúa a España como el segundo país europeo con las tarifas de acceso a internet más elevadas. El precio para la banda ancha fija con una velocidad de 12 a 13 megas por segundo cuesta actualmente 38,7 euros. El único país que se sitúa por encima es Chipre, con un precio para el mismo servicio de 46,2.

Acceso a la alta velocidad

La Unión Europa obliga a todos los estados miembro a que la totalidad de sus ciudadanos tengan la posibilidad de contratar una conexión de 30 MB antes del año 2020. Sin embargo, según el último informe estatal 'Cobertura de banda ancha en España en 2013’, el 45%de los aragoneses aún no dispone de esta opción.

La problemática alcanza más a Aragón que al conjunto del Estado (41,2% de media) por dos razones fundamentales: una población dispersa y una orografía poco propicia. Estos dos factores condicionan a las compañías privadas a la hora de ofrecer una mejor cobertura.

Etiquetas