Aragón

Casi 3.000 cuidadores de familiares dependientes han dejado de cotizar en Aragón

El Gobierno dejó de financiar las cotizaciones. De los 3.536 que había en 2012 ya sólo quedan 537.

El 82% de los cuidadores de familiares dependientes deja de cotizar
J. M. MARCO

Sólo 537 aragoneses siguen cotizando actualmente por dar la adecuada atención a familiares en situación de dependencia. Una cifra muy inferior a los 3.536 que hacían lo propio en septiembre de 2012, según las cifras facilitadas por el Ministerio de Sanidad.

Un fuerte retroceso que se debe, fundamentalmente a dos factores. En primer lugar, la supresión del régimen especial del que gozaban, que se traducía en una financiación estatal de las cotizaciones. Una medida que se aplicó entre 2007 -cuando entró en vigor la Ley de Dependencia- y septiembre de 2012.

Además, desde agosto de ese mismo año comenzó a aplicarse una importante rebaja en la paga de estos cuidadores 'no profesionales'. Hasta la llegada de los recortes, los cuidadores percibían, como máximo, 500 euros de prestación. Una ayuda que se desplomó en al menos un 15%, si bien en la mayoría de los casos la reducción fue superior.

Como resultado de estas medidas, el 84,81% de las aragonesas (la mayor parte de quienes se emplean en esta tarea son mujeres) que no trabajaban porque debían hacerse cargo de un familiar han dejado de contribuir a la Seguridad Social y, por lo tanto, de trabajar de forma oficial.

La responsable Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Cristina Gavín, recordó recientemente que Aragón, tal y como ha recomendado el Ministerio, ha apostado por "fomentar las prestaciones vinculadas al servicio en lugar de como se hacía hasta ahora, las económicas por cuidados en el entorno familiar".

465 dependientes menos

Al cierre de 2013, la Comunidad contaba con 18.502 receptores de ayudas a la dependencia, una cifra que se ha reducido a 18.037 a finales de febrero, según los datos del Ministerio de Sanidad.

El número de dependientes no ha dejado de caer en los últimos años, del mismo modo que se ahonda el problema de los que se encuentran en la situación de tener reconocida la prestación, pero que no la reciben. Según el último informe del Tribunal de Cuentas -que no tiene en cuenta la última reducción en el número de dependientes-, el 31,2% de los ciudadanos con derecho no la perciben.

Esto coloca a Aragón como la cuarta comunidad autónoma con peor tasa de aplicación de la ley, sólo por detrás de Canarias, Murcia y Galicia. Un problema que desde la DGA achacan a la escasez de recursos derivada de tener que atender los pagos que dejó pendientes el anterior Ejecutivo entre los años 2008 y 2010.

Etiquetas
Comentarios