Aragón

Jornadas más cortas y menos horas extra en Aragón tras seis años de crisis

Los aragoneses trabajan de media menos horas que en 2008 y también hacen menos horas extra.

Jornadas más cortas y menos horas extra tras seis años de crisis

A lo largo de la crisis -que ya ha superado el lustro de duración y cuya salida no termina de traducirse en hechos tangibles- el mercado de trabajo ha experimentado profundos cambios: hay menos empleo y es más precario. Entre tanto se han aprobado dos reformas laborales, donde solo se ha visto claramente favorecida la contratación a tiempo parcial.

En la actualidad, cada aragonés trabaja una media de 1.554,1 horas al año, según un estudio de Randstad con datos del Ministerio de Empleo correspondientes al cierre del año pasado, lo que se traduce en un descenso superior al 2% respecto a 2008, año en que arrancó la crisis. En términos absolutos, esto supone que cada empleado de una empresa con sede en Aragón trabaja, de media, 33 horas menos que hace seis años.

La tendencia a nivel nacional es similar. Mientras en 2008 la jornada media efectiva de cada español ascendía hasta las 1.612 horas, en 2013 este dato cayó hasta situarse en torno a las 1.564, lo que supone un descenso de 50 horas al año por cada trabajador.

Esta evolución negativa viene provocada por un descenso en las jornadas medias efectivas de las personas ocupadas que cuentan con un contrato a tiempo completo.

De forma paralela ha aumentado el volumen de horas trabajado por los empleados a tiempo parcial. Las personas contratadas a tiempo parcial incrementaron su permanencia en el trabajo desde las 1.028 horas en 2010 hasta las 1.037 horas en 2013.

Este incremento, cercano al 0,8%, es mayor en las empresas más pequeñas, aquellas que cuentan en su plantilla con entre uno y diez trabajadores.

Menos horas extras

También es menor el número de horas extra que los aragoneses realizan cada año. A pesar de que la Comunidad es, en estos momentos, la tercera donde más se trabaja fuera de la jornada estipulada, lo cierto es que se abonan menos horas extra que en 2008.

En concreto, los aragoneses mediaron en 2013 en torno a 3,3 horas extra por ocupado y año. Antes del estallido de la crisis, la media era superior al doble que la actual: por encima de 7 horas.

Etiquetas