Despliega el menú
Aragón

La prueba bucal de Omsida detecta doce casos de VIH

Este test ofrece resultados en apenas media hora. La Comunidad suma 110 infectados al año. El 46% de los diagnósticos son tardíos.

Condenado a 9 años de prisión por ocultar a su pareja que tenía el virus del sida y contagiárselo
La prueba bucal de Omsida detecta doce casos de VIH
Heraldo

Es confidencial, fiable y, sobre todo, rápida. La prueba de detección de VIH que la asociación Omsida lleva a cabo en su sede de Zaragoza permite conocer casi al instante si una persona está infectada por este virus. La clave radica en que la muestra analizada es un fluido oral y no sanguíneo, por lo que los resultados pueden conocerse en apenas media hora.

Con este sistema, implantado en la capital aragonesa hace cuatro años, la asociación da cobertura a todas aquellas personas que sospechen de un posible contagio. Solo el año pasado se realizaron un total de 351 pruebas, de las que 12 resultaron positivas.

"En estos casos les enviamos a un centro hospitalario para realizar una prueba de confirmación, aunque de momento el resultado siempre ha sido el mismo", señala Juan Ramón Barrios, presidente de Omsida.

En este programa de detección colabora el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, derivando muchas consultas a su sede, donde reciben información y asesoramiento, más allá de la propia prueba. "Esta labor es muy importante ya que el 46% de los diagnósticos que se dan en Aragón son tardíos, lo que dificulta el tratamiento de la enfermedad", comenta Barrios.

Además, cuando una persona inicia el citado tratamiento, disminuye un 96% las posibilidades de infección. Según el presidente de Omsida, en la Comunidad hay actualmente más de 5.000 personas portadoras del VIH, aunque el 30% de ellas lo desconoce.

Y este no es un problema menor, ya que "ese 30% es el responsable del 70% de los nuevos contagios", la mayoría de ellos por transmisión sexual.

Hombre entre 25 y 39 años

El perfil de los nuevos contagios es el de un hombre de una edad comprendida entre los 25 y los 39 años. En este sentido, la edad media ha ido incrementando gracias a las campañas de concienciación y protección que se han llevado a cabo en los últimos años.

En cuanto a su procedencia, la mitad de los nuevos afectados son españoles y la otra mitad, extranjeros, según los últimos datos del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, Unas cifras que concuerdan con los de Omsida. De los 12 positivos de 2013, cuatro eran de fuera del país, tres de fuera de la Comunidad y cinco de la provincia de Zaragoza.

Las formas de contagio más habituales en la actualidad son las de origen sexual, relegando a las producidas por consumo de drogas por vía parenteral (inyecciones) a un segundo plano.

Etiquetas