Aragón

Agapito Iglesias declara durante más de dos horas

El propietario del Real Zaragoza ha sido increpado también a su salida, tras dos horas de declaración.

Agapito quiere una buena oferta

El propietario del Real Zaragoza, Agapito Iglesias, ha salido ya de la Ciudad de la Justicia, tras prestar declaración durante más de dos horas en el Juzgado de Instrucción número 5. Como ya había ocurrido a su entrada, el propietario del Real Zaragoza ha sido increpado por una treintena de seguidores del equipo aragonés. 

 Iglesias ha llegado sobre las 9.10 de la mañana al Juzgado de Instrucción número 5 de la capital aragonesa, para declarar como imputado por los sobrecostes que supusieron las naves que construyó una de sus sociedades en la Plataforma Logística de Zaragoza (PLAZA). 

Su declaración se ha inciado en torno a las 9.30, como estaba previsto. El dueño del Real Zaragoza ha llegado acompañado de su abogado.

Diversos seguidores del Real Zaragoza -en torno a una veintena- han increpado al constructor soriano, como ya había ocurrido la vez anterior que hubo de acudir a declarar el el mismo juzgado. Poco antes de las 11.00 de esta mañana, los seguidores blanquillos se han vuelto a reunir para esperar la salida del Juzgado del empresario.

Se trata de la segunda vez, en una semana, que el dueño del Real Zaragoza acude a declarar en la capital aragonesa como imputado por el caso PLAZA, siendo la anterior ocasión en el Juzgado de Instrucción número 1, donde se investigan unos pagos con facturas falsas.

Por este caso que este viernes declara Agapito Iglesias, el Juzgado de Instrucción número 5 de Zaragoza fijó hace dos días una fianza de 18.850.000 euros, que debe pagar de forma solidaria junto con el exgerente de PLAZA, Ricardo García Becerril, quien ha ido a declarar este viernes en el Juzgado de Instrucción número 1 de Zaragoza, también como imputado por otro asunto relacionado con PLAZA, y con el que fuera viceconsejero de Obras Públicas del anterior Gobierno de Aragonés, Carlos Escó.

El juez del número 5 considera que hay suficientes indicios de criminalidad que afectan a la conducta de Agapito Iglesias, y los otros dos imputados, en el sobrecoste de la construcción de 128 naves, que partiendo de un presupuesto inicial de unos 14 millones de euros acabaron costando más de 32 millones, lo que supone un desfase de 17,8 millones. Las naves las construyó Codesport, la empresa del también presidente del Real Zaragoza. 

La denuncia sobre las supuestas irregularidades en PLAZA fue hecha por el director gerente de PLAZA, Jesús Andreu. En este caso, además de PLAZA, están personados el Gobierno de Aragón y el partido UPyD.

Etiquetas