Aragón
Suscríbete por 1€

Agapito Iglesias asegura que no pagó ningún peaje

El máximo accionista del Real Zaragoza ha declarado como imputado en el caso Plaza.

Agapito Iglesias, ante el juez
Agapito Iglesias, ante el juez_3
EFE/ JAVIER CEBOLLADA

Agapito Iglesias, dueño de la empresa Codesport y máximo accionista del Real Zaragoza, ha comperecido este jueves ante los tribunales como presunto autor de un delito de falsedad documental dentro del Caso Plaza, que investiga presuntas irregularidades en el desarrollo de la plataforma logística zaragozana.

En concreto, Iglesias ha comparecido por un supuesto fraude en un informe por el que abonó 58.000 euros en 2005, mediante su empresa Multi Inversiones, a la sociedad gestionada por las hijas de García Becerril -exgerente de Plaza- a cambio de supuestos favores en la adjudicación de contratos en la plataforma logística.

Agapito Iglesias ha declarado ante el juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Zaragoza durante más de 40 minutos, declarando que él "no pagaba peajes" por supuestos favores.

El máximo accionista del real Zaragoza ha reconocido ante el juez que pagó 58.000 euros por un informe a la empresa Pulsar, una de las sociedades que se investiga judicialmente por la presunta emisión de facturas falsas en el denominado Caso Plaza y ha añadido que no sabe qué empresa lo hizo ya que su grupo empresarial es demasiado grande para controlar todos los movimientos.

Agapito Iglesias, que ha respondido a las preguntas del juez y el ministerio fiscal, pero no a las de la representación legal de la Diputación General de Aragón, ha explicado que también ha pedido informes a otras empresas sobre otras materias.

La empresa Pulsar es propiedad de Carolina y Patricia García Planté, hijas del exgerente de Plaza, Ricardo García Becerril, principal implicado en el caso, a los que Iglesias dijo conocer, sin tener una relación especial con ellos, porque sus empresas han trabajado durante muchos años en la Plataforma Logística de Zaragoza, según las fuentes.

Agapito Iglesias, llegó a la Ciudad de la Justicia y salió de los juzgados cuatro horas y media después sin hacer declaraciones a los medios de comunicación, fue insultado por un grupo de hinchas del Zaragoza, que pedían su dimisión, cuando se dirigía al aparcamiento desde donde abandonó los juzgados.

También han declarado Manuel Colonques

También ha declarado por este caso el presidente de Porcelanosa, Manuel Colonques, imputado como administrador de Magitel, quien ha confirmado a los medios que pagó 50.000 euros a Pulsar por un estudio sobre logística para la instalación de su empresa en Plaza y no los 265.000 euros que se ha publicado y que ha calificado como "un error" que espera se aclare en los próximos días.

Colonques, quien ha declarado una media hora, ha precisado que no conoce ni al exgerente de Plaza ni a sus hijas y que hasta hace unos quince días no tenía conocimiento de la existencia de Pulsar, a la vez que ha rechazado que el pago de esta factura fuera una especie de peaje, al ser preguntado por los medios sobre este asunto.

El empresario valenciano ha añadido que el juez únicamente le ha preguntado sobre la factura.

También han declarado en el juzgado María del Mar Jaso, gerente de Laxton, que habría pagado a Pulsar una factura por más de 70.000 euros, Enrique González, de Entrerríos Automatización, por otra de más de 320.000, y Francisco Joven, de Viveros Joven, que habría abonado unos 116.000 euros y que a la salida de la sala ha enfatizado: "No soy un criminal".

La policía investiga si estas facturas pudieron ser pagos camuflados para acceder a los contratos de desarrollo y urbanización de Plaza, que corrió a cargo de la UTE Acciona MLN, unas obras en las que se habría producido una presunta malversación de más de 50 millones de euros, según la Fiscalía Anticorrupción.

En este proceso, uno de los más importantes en Aragón, están imputados una veintena de personas, entre ellos el exviceconsejero socialista de Obras Públicas, Carlos Esco, que fue consejero delegado de Plaza durante varios años. 

A la puertas del edificio Fueros de Aragón de la Ciudad de la Justicia de Zaragoza decenas de aficionados zaragocistas han esperado la reaparición del máximo accionista del equipo blanquillo, que lleva más de dos años inmerso en una profunda polémica por su gestión del Real Zaragoza.

Etiquetas