Aragón
Suscríbete por 1€

Cientos de familias aragonesas pagan la luz gracias a Cáritas

Cáritas Zaragoza concedió el año pasado 1.273 ayudas para suministros, el doble que en 2012. Muchos recurren a las entidades sociales para evitar que les corten la luz.

Administraciones y ONG reparten más de 460 ayudas contra la pobreza energética
Cientos de familias aragonesas pagan la luz gracias a Cáritas

Cientos de familias recurren a las entidades sociales para poder pagar el recibo de la luz y evitar que la compañía eléctrica les corte el suministro. Cáritas Zaragoza concedió el año pasado 1.273 ayudas para suministros (sobre todo luz, y también agua y gas), más del doble que en 2012.

Cada vez más familias recurren a la ayuda de Cáritas (y otras entidades privadas), ante el aumento de las necesidades, la saturación de los servicios sociales y las restricciones en las ayudas que conceden los trabajadores sociales.

Por ejemplo, en el caso de la luz el Ayuntamiento de Zaragoza no puede pagar directamente el recibo. La normativa establece que solo se conceden ayudas de urgente necesidad para las personas que previamente han pagado la factura y siempre que no superen los 100 euros. "Hace unos años había un convenio entre la compañía eléctrica y el Ayuntamiento que permitía pagar directamente estas facturas. Ahora los usuarios que no tienen dinero para pagar el recibo se tienen que buscar la vida y muchos acuden a Cáritas", explica una trabajadora social municipal.

Cáritas Zaragoza (que incluye la ciudad de Zaragoza y el resto de localidades de la diócesis, como La Almunia, Caspe, Alcañiz, Alagón o Ejea) concedió el año pasado 1.273 ayudas específicas para luz, agua y gas, un 133% más que en 2012. Todas las ayudas concedidas por Cáritas aumentan, pero este es el apartado que más crece.

"Cada año se endurecen más los requisitos para tramitar las ayudas de los servicios sociales, tanto del Ayuntamiento de Zaragoza como de las comarcas, y nos derivan más casos a nosotros. También influye mucho el retraso en la concesión de prestaciones sociales, como el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI). Hay gente que tiene que esperar durante varios meses sin ingresos y en ese tiempo no tienen dinero para pagar los recibos", explica Carmen Gil, coordinadora de intervención familiar de Cáritas Zaragoza.

Cáritas Zaragoza volvió a batir sus récords el año pasado. En 2013 concedió en total más de 12.000 ayudas (para suministros, alquiler, alimentación, salud, etc.) por un valor cercano a 2 millones de euros. Las ayudas se incrementaron un 71% respecto a 2012 (7.000 ayudas por un valor de 1,2 millones), según un avance de su memoria anual.

"Las familias vienen a nosotros cuando les llega un recibo y ven que no van a poder pagarlo. Algunos acuden en el último momento, cuando reciben el aviso de que les van a cortar la luz. Nosotros hacemos un seguimiento de esta familia y un trabajo educativo. Trabajamos coordinadamente con los servicios sociales. La ayuda va mucho más allá de pagar un recibo", señala Carmen Gil.

Muchos pagan el último día

Desde Endesa no facilitan datos de en cuántos hogares se ha cortado el suministro por impago, ni de cuántos avisos han emitido con el ultimátum para pagar los retrasos antes del corte. A partir de una factura impagada, se pone en marcha el proceso y en dos meses la compañía puede cortar la luz. "Muchos usuarios pagan en el último momento para evitar que les corten la luz. La gente casi lo último que deja de pagar es el suministro eléctrico", apuntan fuentes de Endesa.

"Me salvé por un día. Debía algo más de 90 euros y ya me habían avisado de que el 1 de agosto vendrían a cortarme la luz. Estaba en paro, sin ingresos, esperando la renovación del IAI. ¿Cómo quieren que vivamos y paguemos las facturas durante varios meses sin ingresos. El último día conseguí una ayuda y pude pagar. Mucha gente está en esta situación. Sufrimos la pobreza y, además, la burocracia", se lamenta una zaragozana, que ahora sí está cobrando 441 euros del IAI y llega justa a fin de mes.

Etiquetas