Despliega el menú
Aragón

Solo uno de cada diez robos en el campo aragonés fue esclarecido

Entre 2008 y 2013 se denunciaron 5.531 robos en explotaciones agrícolas. Se esclarecieron 583.

Imagen de archivo de un almacén asaltado en Lumpiaque
Solo uno de cada diez robos en el campo aragonés fue esclarecido
F. Lorente

Cada mes, desde los últimos cinco años, se registran en el medio rural aragonés decenas de robos. La falta de efectivos de la Guardia Civil y la astucia de los cacos, cuya organización para cometer los delitos es total, hacen muy difícil que se puedan esclarecer todos los robos y hurtos. Así lo ponen de manifiesto unos datos publicados por el Ministerio del Interior este martes.

El departamento que dirige Jorge Fernández Díaz afirma que entre el año 2008 y septiembre de 2013 se registraron en Aragón un total de 5.531 denuncias por infracciones penales en explotaciones ganaderas y agrícolas de la Comunidad.

Los datos, facilitados por anualidades, reflejan que en los últimos cinco años el incremento de la actividad delictiva en el campo aragonés ha crecido de forma exponencial. En 2008 se registraron en Aragón 564 robos y hurtos. Más de la mitad (383) se perpetraron en la provincia de Zaragoza.

Pues bien, en los primeros nueve meses de 2013, el último dato que facilita el Ministerio, los ganaderos y agricultores aragoneses habían presentado casi el doble de denuncias, 984 en total, a falta de tres meses para el cierre del ejercicio.

A la par que los robos también ha aumentado el empeño de la Guardia Civil por esclarecer los delitos, pero aún es insuficiente porque los datos revelan que solo uno de cada diez casos que se investigan tras la denuncia consiguen ser esclarecidos. El número de resoluciones alcanzó en 2008 al 6,5% de las denuncias conocidas por la Policía Nacional y la Guardia Civil. En 2013 ese porcentaje se había elevado hasta el 13,6%.

"Se están llevando hasta las tejas"

La información de Interior habla de que la mayoría de las denuncias presentadas son por robos con fuerza en las cosas, castigados en el artículo 270 del Código Penal con penas de prisión de uno a tres años, aunque también aparecen reflejados numerosos hurtos y robos en el interior de vehículos.

Las cosas que se llevan los ladrones de las explotaciones son de lo más diverso, tal y como pone de relieve José María Simón, presidente de la plataforma Stop Robos Épila, constituida en mayo de 2013 como respuesta a la oleada de robos que vive esta localidad zaragozana desde hace años.

"Aquí se han llevado hasta las tejas de las parideras que hay en el monte. También las tuberías de las granjas. E incluso estufas de leña de viviendas del pueblo, además de platos, cubiertos y vasos", afirma Simón.

"La gente ya no denuncia"

El presidente de Stop Robos Épila, que se ha reunido en varias ocasiones con el delegado del Gobierno y recientemente con el Justicia de Aragón, afirma que los robos que se denuncian no son todos los que ocurren. "La gente ha dejado de denunciar porque tiene mucho miedo a represalias", explica.

Además, Simón afirma que en muchas ocasiones ha sido mayor el destrozo que los ladrones han hecho a los agricultores y ganaderos, "que no han podido dar de beber a los animales o regar los campos cuando se han llevado las tuberías", que el valor de lo que se han llevado, algo que también influye a la hora de no presentar una denuncia.

Más efectivos

Pero este zaragozano opina que, a la hora de luchar contra los robos y de esclarecer los que se producen, es determinante la falta de efectivos de la Guardia Civil. "Nosotros somos conscientes de que los efectivos que hay hacen todo lo que pueden, pero también sabemos que las bajas que hay en la plantilla no se están cubriendo, y eso es lo que no puede ser", explica. 

En esta misma línea se expresaba hace unos meses en HERALDO.es el portavoz en Aragón de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Juan José García. "Cada año se jubilan más de 1.000 guardias civiles y de los centros de formación del Instituto Armado salen poco más de un centenar de agentes para toda España cuando antes había promociones de 3.000 personas", señalaba.

La 'experiencia Roca', positiva

José María Simón valora de forma positiva los operativos especiales que se han puesto en marcha desde Interior, como los llamados equipos Roca que se desplegaron por toda España en 2013, pero considera que aún se podría hacer más, porque hoy día estos grupos "se forman con las mismas personas que había en el cuartel, no se suman efectivos".

En Aragón, según los datos del Ministerio, existen cinco unidades Roca ubicadas en Caspe, Tarazona, Ejea de los Caballeros, Alcañiz y Barbastro. No obstante, afirma el departamento, "el número de equipos y su composición no son fijos".

"Cada equipo Roca se compone de, como mínimo, dos agentes de la Guardia Civil" y, según Interior, "el número de efectivos se irá actualizando dependiendo de las necesidades operativas y de la evolución de la tipología delictiva".

Etiquetas