Aragón
Suscríbete

Más de cincuenta colegios están interesados en la jornada continua

La DGA afirma que no está lista la normativa que permita implantarla el próximo curso, pero no descarta hacerlo en algún centro de forma experimental.

Imagen de archivo de un colegio
Más de cincuenta colegios están interesados en la jornada continua

Más de cincuenta colegios aragoneses están interesados en implantar la jornada continua, según estimaciones del sindicato STEA, que ha pedido que la DGA apruebe una normativa para todos y no seleccione a los centros "a dedo". Ahora, sólo un colegio (el Monzón III) tiene jornada continua como experiencia piloto (de 9.00 a 14.00) y los demás están pendientes de la aprobación de una normativa que regule la elección de jornada.

La posición oficial del Departamento de Educación es que hasta que no valoren la experiencia de Monzón no se plantearán el cambio de jornada en otros colegios. Sin embargo, en reuniones internas con los directores se les ha planteado la posibilidad de que se pueda implantar la jornada continua próximamente. Aunque queda por aclarar cuándo sería este cambio.

Previamente, la DGA tiene que aprobar una normativa que regule el modelo de jornada y especifique qué apoyos de profesores y padres harían falta para cambiar el horario. "La normativa necesita un tiempo y no estará lista para su implantación el próximo curso", aseguran fuentes de Educación. Sin embargo, dejan la puerta abierta a que se pudiera implantar en algún otro centro de forma experimental. "Se valorará esa posibilidad. Aún hay tiempo antes del inicio del próximo curso", añaden.

Según las estimaciones de STEA, que está llevando a cabo una campaña en Aragón para promover el debate e informar en los centros, más de medio centenar de colegios están interesados. Desde STEA recuerdan las líneas rojas que consensuaron todos los sindicatos educativos y FAPAR, exigiendo que se mantengan los servicios complementarios de comedor, transporte y extraescolares, y que se garantice el principio de equidad, con becas y ayudas.

Varios colegios ya han votado

En algunos colegios  ya han votado tanto profesores como padres a favor de la jornada continua: como el Miguel Artazos de Utebo, el Foro Romano y el Ramón y Cajal en Cuarte de Huerva, y el Josefa Amar y Borbón en Zaragoza. En otros se ha votado en el consejo escolar (Montecanal) o los profesores en el claustro (Zalfonada). Y en otros se ha planteado el debate pero sin llegar a votarlo. Todas las votaciones que se han realizado hasta ahora son consultivas pero no tienen validez legal ya que no existe una normativa.

"Votamos el curso pasado y la jornada continua contó con el apoyo de cerca del 75% de los padres. Este curso hemos vuelto a enviar nuestra solicitud al Departamento de Educación y estamos a la espera de que nos contesten. Nos han llamado muchos centros interesados", afirma Araceli Villalba, directora del colegio Miguel Artazos de Utebo, uno de los primeros en votar y pedir la jornada continua.

"Queremos combinar los derechos de los profesores y los intereses de las familias. Nos preocupa que la Administración aproveche la jornada continua para recortar en servicios complementarios. Los centros tienen que continuar abiertos por la tarde, como lo están ahora, para dar servicio a las familias", afirma Santiago Vicente, director del colegio Zalfonada de Zaragoza. Este centro fue el primero en Aragón que adelantó el final de las clases a las 16.00, hace 28 años. "Entonces los padres pedían la jornada continua, pero no se permitía. El 85% de los padres votaron a favor de acabar las clases a las 16.00. Después el centro sigue abierto para extraescolares", explica.

"En nuestro centro hemos planteado el debate este curso y ha habido propuestas muy interesantes por parte de los padres. Plantearon una jornada continua de 8.30 a 13.30. Queremos que sea una propuesta conjunta de profesores y padres y que no haya un enfrentamiento dentro de la comunidad educativa. Y es fundamental mantener el principio de equidad: que todos los niños tengan las mismas oportunidades", afirma Manuel Fernández, director del colegio Guillermo Fatás del barrio de Santa Isabel.

La normativa debe regular el modelo de jornada y los apoyos necesarios para implantar un horario continuo. Desde STEA ponen como ejemplo la legislación de La Rioja, en la que podría fijarse el Gobierno de Aragón. Ahí, para iniciar el proceso de consulta se necesita el acuerdo de dos tercios de los miembros del Consejo Escolar. Para aprobar un modelo de jornada se necesita el apoyo de 3/5 de los profesores y 2/3 de las familias (en una consulta en la que participen al menos el 75% de los padres).

Etiquetas