Aragón

El presupuesto de la Universidad de Zaragoza desciende un 2,4% para 2014

La institución critica la "nula" aportación del Gobierno de Aragón para infraestructuras y no descarta cerrar instalaciones por seguridad.

La apertura del curso académico, presidido por el rector de la Universidad y el presidente de Aragón, se celebró ayer en el Paraninfo.
El rector de la Universidad advierte de que se avecina un curso difícil marcado por la crisis
TONI GALáN/APG

El presupuesto de la Universidad de Zaragoza (UZ) para 2014 asciende a 251.678.206 euros, es decir, 6,178 millones de euros menos que en 2013, una reducción del 2,4%, según se desprende del anteproyecto presentado por el vicerrector de Economía de la institución académica, Javier Trívez, en el Consejo de Gobierno universitario.

Trívez ha indicado en rueda de prensa que este año es preciso hacer "un nuevo ajuste de importante magnitud", que, además, hay que sumar a seis años de reducción presupuestaria consecutiva, que ha llevado a que las cuentas de la Universidad de Zaragoza dispongan de 17 millones de euros menos en 2014 que los que tuvo en 2007.

El vicerrector ha resaltado, del capítulo de ingresos, los 3.597.949 euros menos de aportación del Gobierno de Aragón, un 2,2% de reducción sobre el año anterior, ya que si bien se mantiene congelada la partida de la financiación básica en 142.219.378 euros, se reducen otras para obras, infraestructuras científicas, proyectos de investigación y plazas vinculadas al Servicio Aragonés de Salud.

Trívez ha lamentado que el Ejecutivo autonómico "siga sin cumplir el acuerdo de financiación firmado en marzo de 2011", lo que implica que la universidad "ha dejado de percibir casi 38 millones de euros", 15 de ellos en el actual presupuesto, tampoco haya aprobado un nuevo plan general de infraestructuras, después de que el último fuera para el periodo 2006-2012.

En este punto, ha criticado la "nula" asignación para infraestructuras en 2014 por parte del Gobierno autonómico, de forma que la UZ no descarta "tomar medidas drásticas en determinadas instalaciones universitarias con el fin de evitar daños irreparables", ha dicho, para preguntarse cómo puede la institución académica "atender a los mínimos requerimientos de sostenibilidad de los 458.108 metros cuadrados de sus 68 edificios con cero euros de asignación presupuestaria".

El vicerrector ha comentado que deben renunciar a remodelar la Facultad de Filosofía y Letras, que se encuentran en un "estado lamentable" y requiere de "continuas reparaciones", para evidenciar los problemas de desprendimientos que ha habido en varias zonas del techo en el Edificio Interfacultades y la obligación legal de efectuar obras en la Facultad de Veterinaria, entre otras cosas.

Comisión de negociación

Javier Trívez ha explicado que el Gobierno de Aragón no solo ha incumplido el acuerdo de financiación, sino su propia ley de Presupuestos de 2013 ya que en una disposición adicional de la misma se comprometía a establecer un marco de negociación con la Universidad de Zaragoza para evaluar las necesidades de la misma y el grado de aplicación del citado acuerdo.

El objetivo también era establecer un escenario financiero estable, acorde con la situación actual, que incluyera un plan de infraestructuras y otro de devengo de la deuda pendiente, que permitiera mantener la calidad docente e investigadora.

La comisión solo se reunió una vez, el 26 de junio del año pasado, y lo hizo para constituirse, "a pesar de las insistentes peticiones por parte de la universidad" de volver convocarla y trabajar en los objetivos señalados.

Trívez también ha manifestado que el Ejecutivo aragonés les adeuda en estos momentos 11,5 millones de euros, referidos a los complementos retributivos del personal docente e investigador y otras partidas y ha deseado que "cuanto antes podamos contar con ellos".

El vicerrector ha reconocido que el año pasado "hubo mayor celeridad" por parte del Gobierno para pagarles los retrasos respecto a 2012, año este último en el que la tardanza generó "tensiones de tesorería" en la UZ. Por lo que respecta a la deuda a largo plazo que posee la institución académica, se eleva a los 17 millones de euros.

Ingresos

El vicerrector ha expuesto las previsiones de ingresos, siendo la mayor contribución la del Gobierno de Aragón "como no puede ser de otra manera dada la naturaleza de universidad pública de la misma", con 159.667.972 euros, el 63,4% de los ingresos totales.

La segunda fuente de financiación son los ingresos propios, que en 2014 representan el 24% del total, sumando 61.458.217 euros, y que se reduce en 3,674 millones de euros, el 5,6%, "por el decrecimiento previsto en la partida de proyectos de investigación competitivos, como consecuencia de los recortes y la demora en la aprobación del Plan Nacional de Investigación", bajada que afecta especialmente a los ingresos previstos por compensación de utilización de infraestructuras, que se reduce el 11,1%.

Las matrículas de estudios oficiales aportan el 10,5% de los ingresos y apenas varían respecto al año anterior ya que hay una disminución de 108.851 euros del total de 26.527.676 euros, el 0,4%.

La financiación de empresas privadas y asociaciones implican el 5,9% de los ingresos totales, suma 14.911.918 euros y se centra en fondos finalistas para proyectos de investigación, canalizados a través de la Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI).

La aportación del Gobierno de España representa el 5,1% del total y en 2014 va a experimentar un crecimiento del 12,8%, principalmente por el aumento de la recaudación por convenios y proyectos de I+D+i, "que compensa la significativa reducción en becas por parte del Ministerio de Educación, del 7,8%, en 460.979 euros".

Reducir el gasto

Trívez ha indicado que la Universidad de Zaragoza no puede incurrir en déficit por lo que los efectos de las carencias presupuestarias "van de dejarse sentir prácticamente en todas las actividades, como docencia, investigación básica y aplicada, relaciones internacionales, adquisición de revistas y libros, medios informáticos, proyectos de innovación docente, actividades culturales y deportivas y mantenimiento de colegios mayores y otros edificios".

Concretamente, ha desglosado las principales reducciones porcentuales en obras y equipamientos, del 84,5%; investigación, el 21,8; relaciones internacionales, el 18,8; doctorados y estudios propios, el 15,6; universidad de la experiencia, el 12,3; cátedras institucionales y de empresa, el 11,8; innovación y calidad, el 11,2; asignaciones a centros y departamentos, el 7, igual que publicaciones y Prensas Universitarias.

El vicerrector ha mencionado, como partidas con incrementos, las relativas a gastos financieros, que crece el 29,4%, "en sintonía con la penuria financiera que vive la Universidad de Zaragoza", así como las amortizaciones, el 59,2%, además de las becas y ayudas al estudio, el 15,3%, Universa, el 5,8, y actividades de estudiantes y empleo, el 1,9%.

Trívez ha resaltado en relación con estos últimos aumentos "la apuesta de este equipo de dirección por la universidad pública, la moderación de tasas y la intensificación de la política de becas y ayudas al estudio".

También ha subrayado el peso de los gastos de personal, del 68,8% del total del presupuesto -el 49 para personal docente e investigador y el 19,8 para administración y servicios-, para apuntar que el equipo de gobierno había previsto un ligero incremento para la aplicación de trienios y otros aumentos, pero el Gobierno de Aragón "solo autorizó la congelación" salarial, lo que implicará "ajustar, no contratando todo lo necesario para una docencia de más calidad".

Tras la presentación este viernes ante el Consejo de Gobierno de la institución académica del anteproyecto de presupuestos, se abre un plazo para presentar alegaciones que concluirá el 12 de febrero, tras lo que se aprobará a finales de ese mes y se enviará al Consejo Social, donde deberá recibir el visto bueno definitivo.

Etiquetas