Despliega el menú
Aragón

"Si se cargan la escuela, se van a cargan también el pueblo"

Los 15 colegios rurales aragoneses que perderán a sus alumnos de primer ciclo de la ESO el próximo curso están preocupadas por su futuro.

Colegio de Benabarre
"Se cargan la escuela y se cargan el pueblo"

Las 15 escuelas rurales de Huesca y Teruel que se quedarán sin su primer ciclo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) a partir del próximo curso están preocupadas por su futuro y el de sus municipios. ?En vez de apoyar, parece que lo que quieren es que nos vayamos todos a la ciudad, cuando tenemos el mismo derecho a estudiar. Es triste, pero ya hay alguna familia que se está planteando marcharse fuera al año que viene?, asegura Raquel González, presidenta del CRA Sierra de Albarracín, uno de los afectados por la nueva medida impuesta por el Gobierno de Aragón.

?Decir que hay pocos niños es su excusa fácil?, añade González. Ella reside en Torres de Albarracín, una localidad de 159 habitantes con nueve niños en su colegio y que perderá dos al año que viene, acercándose al mínimo exigido para mantener sus puertas abiertas.

Hasta este año, los alumnos de Cedrillas, Aliaga, Cuevas de Almudén, Hinojosa de Jarque, Perales de Alfambra, Muniesa, Castellote, Cuevas de Cañart, Tramacastilla y Royuela en Teruel y Gurréa de Gállego, Tardienta, Boltaña, Benabarre y Alcorricón en Huesca, no se trasladaban a sus institutos de referencia hasta empezar tercero de la ESO. La medida afectará a un total de 66 alumnos aragoneses de primero de la ESO y 58 de segundo que cursarán sus estudios en sus institutos de referencia: en Huesca, 47 alumnos de primero y 34 de segundo, y en Teruel 19 de primero y 24 de segundo.

?Da la impresión de que lo que quieren es acabar agrupando a todos los colegios rurales en unos solo situado en la cabecera comarcal?, critica Isabel Arenas, presidenta del AMPA Alulgha de Aliaga, otro de los afectados. Su escuela se divide en dos clases, una de mayores -desde 3º de Primaria hasta 2º de la ESO)-, y otra de pequeños -desde Infantil a 2º de Primaria). Cuenta con 27 alumnos, pero al año que viene perderán ?de golpe? a siete, cuando podían ser solo dos. ?Desde el Gobierno de Aragón dicen que no es un motivo económico, pero nosotros no vemos otro diferente y todo esto nos suena a un tema político?, asegura Arenas.

?Con esta medida se cargan la escuela y se cargan al pueblo, porque no es un tema en el que estemos solo los padres y los niños implicados, es de toda la localidad. Hoy es la escuela, pero luego van las tiendas, el Centro de Salud??, lamenta la presidenta del AMPA.

Algunas excepciones

La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, daba a conocer esta medida durante una reunión en Teruel con representantes municipales y asociaciones de padres y madres de distintos colegios de la provincia en los que todavía se imparte el primer ciclo de Secundaria. Allí, Serrat recordó que impartir la ESO en centros de educación primaria "es una excepcionalidad que se ha mantenido 16 años en Teruel y Huesca, no en Zaragoza", y calificó la situación de "irregular".

Por otra parte, la consejera destacó el compromiso del Gobierno de Aragón con las aulas rurales y aseguró que se mantendrá el ratio mínimo de 5 alumnos, "aunque no tiene que ser a costa de Secundaria".

En la provincia de Teruel, Educación ha decidido mantener el primer ciclo en 17 aulas turolenses que no tienen instituto próximo y cuyo alumnado debería alojarse en residencia. La excepción alcanza a otros tres centros -Bronchales, Orihuela del Tremedal y Frías de Albarracín- que tienen el instituto de referencia a más de una hora de recorrido y a los centros de Albalate y Montalbán porque son localidades que cuentan con un alto número de alumnos, en torno a 15 escolares, lo que permite formar grupos independientes.

Benabarre ofrece dos pisos para llegar a los 15 alumnos

El Ayuntamiento de Benabarre, en su intento por mantener en funcionamiento el primer ciclo de Secundaria en su colegio, va ofrecer dos pisos de alquiler social a familias con hijos para evitar su pérdida.

El consistorio de Benabarre notificaba esta semana a la AMPA que prevé ofrecer esos dos pisos a familias cuyos hijos estén en edad de cursar primero y segundo de la ESO y pedirán la colaboración de los empresarios de la zona por si alguien quiere ofrecer trabajo.

Etiquetas