Despliega el menú
Aragón

Un error técnico demora la reclamación de 700.000 euros a 350 universitarios

El Ministerio de Educación exige a los alumnos de la Universidad de Zaragoza que no aprobaron el 50% de sus créditos la devolución de las ayudas, pero los fallos en la aplicación que debe usar la institución están demorando el proceso.

Sala de estudio de Filología, en el Campus de San Francisco.
Sala de estudio de Filología
A.A.C

La intención del Ministerio de Educación de reclamar alrededor de 700.000 euros a los 350 alumnos de la Universidad de Zaragoza que deben devolver las cuantías de sus becas se mantiene firme, aunque un error técnico está demorando el proceso. Según fuentes de la institución académica, los fallos de funcionamiento de la aplicación desarrollada por el departamento dirigido por José Ignacio Wert han obligado a varias universidades españolas a retrasar la solicitud de las cantidades adeudadas, una labor que deben realizar a instancias del propio Ministerio.

Desde Educación no han aclarado cuándo estará listo el programa necesario para realizar las reclamaciones, aunque las universidades esperan que el proceso se retome a lo largo del mes de febrero. Esta situación no arregla el problema al que se enfrentan los más de tres centenares de estudiantes afectados en Aragón, a los que el Ministerio les reclama la devolución de las cantidades -una media de 2.000 euros por estudiante- que recibieron durante el pasado curso (2012/13), pero sí les otorga algo más de tiempo.

El argumento de Eduación para exigir la recuperación de este dinero es que los estudiantes afectados "no han destinado la beca para dicha finalidad para la que fue concedida". Con estas palabras se refieren a que dichos alumnos no han aprobado el 50% de los créditos -en la inmensa mayoría de los casos-, han anulado la matrícula, no han asistido al menos al 80% de las clases o, en el caso de los alumnos con beca de proyecto fin de carrera, no lo han presentado en el plazo de dos años.

La situación no es nueva, ya que la reclamación del reintegro de las ayudas ya se realizaba en los cursos anteriores, pero una serie de cambios en las condiciones han provocado que el número de afectados por esta medida se haya multiplicado. Desde el año pasado, el departamento de Wert exige a los beneficiarios de las becas que aprueben al menos la mitad de los créditos en los que se han matriculado si no quieren verse obligados a reembolsar su importe, cuando hasta el curso 2011/12 la condición era presentarse -ni siquiera aprobar- al 30% de los créditos.

Aunque la primera estimación de la Universidad de Zaragoza elevaba el número de damnificados a 417, finalmente han sido alrededor de 350, ya que los que solo recibieron las ayudas para pagar la matrícula no deberán devolver esta cuantía.

Muchas universidades españolas se han mostrado críticas con los nuevos requisitos y, sobre todo, con el hecho de tener que realizar la función de reclamar dichas cantidades por imposición del Ministerio, mientras que las asociaciones estudiantiles también han cargado duramente contra una medida que consideran un doble castigo. En primer lugar, supone que los alumnos afectados deberán devolver las cantidades que recibieron el curso pasado -pueden ascender a 3.000 o 4.000 euros- y que ya gastaron a lo largo del año y, en segundo, no podrán aspirar a recibirla de nuevo este curso, ya que necesitarían al menos un 5,5 de nota media.

Miles de afectados en toda España

Mientras en Aragón el número de afectados ronda los 350 -según estimaciones de la Universidad de Zaragoza-, la cifra de estudiantes que deberán devolver las becas podría alcanzar los 20.000 en toda España, a los que habría que añadir los alumnos de Bachillerato y Formación Profesional a los que el Ministerio también reclama el reintegro de las ayudas. Solo en las universidades andaluzas, el número de reclamaciones roza las 5.000, a las que habría que sumar 2.000 de la Comunidad Valenciana y otras tantas de Madrid, casi un millar de Castilla y León, más de 400 de Asturias...

Mientras la devolución de las ayudas se mantiene en espera a falta de la solución de los problemas informáticos, las universidades y el Ministerio siguen tramitando las becas de este curso. La mayoría de los solicitantes ya han recibido la respuesta, aunque el número final de beneficiarios dependerá de los resultados del periodo de alegaciones. El año pasado ya se produjo una importante reducción del número de estudiantes con derecho a una de estas ayudas, pues según datos de la Universidad de Zaragoza se concedieron becas a 5.358 alumnos, frente a los 5.828 del curso pasado, un 8% menos. Además, la cifra de becas denegadas aumentó un 13,5% para pasar de 4.216 en el curso 2011/12 a 4.787 en el 2012/13.

Etiquetas