Despliega el menú
Aragón

La hostelería y el Pirineo atraen a 24.000 empleados de fuera pese al paro en Aragón

El sector servicios es el que más desplazamientos laborales genera a otros territorios. Huesca es una de las provincias que más trabajadores recibe del país.

El turismo del Pirineo atrae trabajadores
Anuario Turismo

El sector servicios aragonés, y sobre todo, el afincado en la provincia de Huesca, atrajo el año pasado a más de 24.000 trabajadores de otras provincias del país. Los empleos generados por el turismo y la nieve en el Pirineo oscense son un gran reclamo para miles de parados, que no ven ningún impedimento en cambiar de ciudad con tal de conseguir un salario.

Así se desprende de los datos de movilidad laboral del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) relativos a los tres primeros trimestres del 2013. En concreto, Huesca recibió en ese periodo a 15.570 trabajadores de fuera con un contrato bajo el brazo.

Si bien es cierto que los servicios protagonizaron la mayoría de las contrataciones, también fue clave el sector de la agricultura y la pesca. Solo en el tercer trimestre llegaron más de 2.200 contratados a la provincia de Huesca.

La mayoría se trasladaron desde territorios limítrofes, como Zaragoza, Cataluña y Navarra, aunque también del País Vasco o Madrid. De esta forma, se convierte en una de las pocas provincias que recibe más trabajadores de los que 'exporta'.

Es el caso de Zaragoza, donde salieron casi 3.000 contratados más de los que llegaron, o Teruel, de donde se fueron 500 más. Aunque el rigor de la crisis ha ampliado el perfil de este tipo de trabajadores -familias enteras se desplazan al abrigo de un contrato-, la mayoría siguen siendo jóvenes.

Según un reciente estudio elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, casi la mitad de los jóvenes españoles (48,6%) de entre 18 y 24 años aceptaría cualquier empleo, en cualquier lugar y con sueldo bajo, y el 61,7% considera muy probable tener que irse al extranjero para encontrar trabajo.

Sueldos más bajos

Por otro lado, esta semana se ha conocido que el sueldo de los empleados aragoneses es uno de los más bajos del país. En concreto, están un 17% por debajo de la media nacional, superando tan solo a los empleados de Murcia, La Rioja y Canarias, según los resultados que se desprenden del estudio 'Evolución salarial 2007-2013'.

Sin embargo, los directivos consiguen mejorar su situación, aumentando su retribución media en casi un 7% respecto a 2012 mientras que cuadros medios y empleados sufren aún los efectos de la crisis con descensos del -3,18% y -0,47%, respectivamente. Sólo los directivos consiguen superar la inflación y mantener así su poder adquisitivo.

Etiquetas