Despliega el menú
Aragón

Los trabajadores de los hospitales del CASAR, preocupados por su futuro

El personal de los centros de Jaca, Tarazona, Ejea y Fraga pasaría a ser en su mayoría interino, tras su próxima integración en el Salud este año.

Centro sociosanitario de Fraga
Los trabajadores de los hospitales del CASAR, preocupados por su futuro
José Díaz

De fijos a interinos. Ese sería el cambio que sufrirán muchos de los trabajadores de los hospitales del Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución (CASAR), tras su integración en el Servicio Aragonés de Salud, que estaba prevista para el inicio de 2014.

Muchos de los trabajadores de los hospitales de Jaca, Tarazona, Ejea y Fraga fueron seleccionados a través de bolsas de trabajo, pero algunos han pasado unas oposiciones. Sin embargo solo los que realizaron el concurso convocado por el Ayuntamiento de Jaca en 1994 mantendrían su puesto como hasta ahora.

El personal que realizó oposiciones convocadas por el CASAR se convertiría en interinos, ya que Función Pública no reconoce al Consorcio como una administración pública, a pesar de que su financiación es "100% pública", como indica Mercedes Ortín, vicesecretaria general del sindicato CESM-Aragón. Este caso se aplica a "unas 70 u 80 personas", señala Blas Gómez, responsable del sector sanitario de UGT.

Como consecuencia de este cambio de situación jurídica, los trabajadores podrían tener que cambiar de hospital en un futuro concurso de traslados e incluso perder su plaza si otro interino tuviera mayor puntuación, explica Rubén Eito, responsable de la organización federal de sanidad de CC. OO.

Al menos, esa es la información que de manera informal han conseguido los sindicatos sanitarios. "Oficialmente no sabemos nada del Consorcio, ni del Servicio Aragonés de Salud", asegura Mercedes Ortín. "La semana que viene nos proporcionarán un informe jurídico en el que se explicará cuál es la situación", apunta Blas Gómez, aunque reconoce que los datos que tienen por el momento son tan solo verbales.

Es por ello que Mercedes Ortín asegura que los profesionales están "enfadados e inquietos" por la ausencia de información, ya que se anunció que el CASAR pasaría al Servicio de Salud con el año nuevo y todavía desconocen la situación en la que quedarán los trabajadores. "Hay una total indefensión y desconocimiento de lo que va a pasar", apunta Evangelino Navarro, presidente autonómico de Sanidad de CSI-F. "Se prometió estabilidad, pero han dejado con el culo al aire a los trabajadores", añade.

El CASAR tendría que haberse integrado en el Sistema Aragonés de Salud el pasado 1 de enero, sin embargo se ha retrasado en espera de que se determinen cuestiones como el futuro laboral de sus trabajadores. Para este año, cuenta con una partida presupuestaria de más de 17 millones de euros.

Desde el Gobierno de Aragón se asegura que la decisión no está tomada todavía y subraya que "todos los trabajadores sin excepción pasarán al Servicio Aragonés de Salud", aunque la fórmula exacta no se haya establecido todavía. "Es un proceso que se está desarrollando con los agentes implicados", entre los que incluyen a los sindicatos.

Sin cirugía en Ejea hasta el día 15

No se perderán empleos, pero por ahora tampoco se cubren vacaciones o bajas, según apuntan desde CSI-F. Es el caso del Hospital de Ejea, en el que no habrá operaciones quirúrgicas hasta el próximo día 15 por falta de profesionales.

"Los facultativos no quieren ir a los hospitales del CASAR porque no puntúa para las oposiciones", explica Evangelino Navarro. Esto provoca que falten médicos, enfermeros, celadores o anestesistas, como en el caso del Hospital de Jaca. El miedo de los sindicatos es que una vez se realice la integración, se pierdan estos servicios, que pasarían a los grandes hospitales de la zona, como el San Jorge de Huesca en el caso de Jaca o el Clínico en el de Ejea.

Sin embargo, fuentes del Gobierno de Aragón rechazan que se vayan a perder servicios asistenciales y aseguran que se trabaja en añadir otros nuevos, en especial sociosanitarios, de modo que se complemente a los grandes hospitales de cada zona.

Etiquetas