Despliega el menú
Aragón

Investigación y desarrollo

Aragón pierde un 15% de su gasto en I+D y 760 investigadores desde 2010

El gasto interno de la Comunidad en Investigación y Desarrollo en 2012 fue de 313 millones de euros, 61 menos que en 2010. Desde entonces se ha perdido el equivalente a casi 1.000 empleados a jornada completa, la mayoría investigadores.

Investigadores de la vacuna de la tuberculosis
Aragón pierde un 15% de su gasto en I+D y 760 investigadores en los últimos dos años
O. Duch

Pese a las continuas advertencias de la importancia de la investigación para salir de la crisis y construir un sistema productivo sostenible, el gasto interno de Aragón en I+D ha caído un 15% en los últimos dos años, una tendencia que también se ha reflejado en un importante descenso de los trabajadores del sector. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el gasto en la Comunidad en Investigación y Desarrollo ascendió a 312,8 millones de euros en 2012, 61 menos que en 2010, cuando fue de 374,2 millones de euros. La inversión en Aragón, la más baja del último lustro, supone un 2,3% del total del país y un 0,93% sobre su Producto Interior Bruto (PIB), por debajo de la media nacional (1,3% sobre el PIB) y muy lejos de comunidades como el País Vasco (2,2%), Navarra (1,9%) o Madrid (1,8%).

Este descenso del gasto, que el año pasado fue bastante más moderado (-2,9%) que entre 2010 y 2011 (13,9%), ha provocado una inevitable reducción del personal que se dedica a actividades de I+D. En los dos últimos años se han perdido el equivalente a 968 trabajadores a jornada completa -la reducción a mitad de jornada de dos empleados equivaldría a uno menos-, pasando de 7.100 en 2010 a 6.133 en 2012. Según este último informe del INE, este recorte ha sido especialmente grave en el caso de los investigadores, ya que 760 de estas 'jornadas completas' correspondían a este tipo de personal.

"Desde que comenzó la crisis el gasto en I+D a nivel nacional ha descendido de un modo muy preocupante, alrededor del 40%. Los últimos datos del INE ponen de manifiesto que a nivel nacional estamos en el 1,3% sobre el PIB, lo que nos deja muy lejos de países más avanzados. En Alemania, por ejemplo, supera el 2,8%", indica Luis Oro, catedrático de Química Inorgánica en la Universidad de Zaragoza y director del Instituto Universitario de Catálisis Homogénea: "El no apoyar la I+D es jugar con el futuro del país. Hablan de que hay que cambiar el sistema productivo, pero lo más lógico sería hacerlo reforzando estas actividades".

La Universidad de Zaragoza, los institutos universitarios de investigación, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, la Confederación de Sociedades Científicas de España, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)... Todos se han sumado durante los últimos meses a las críticas por los recortes en investigación, desarrollo en innovación, y su lucha se mantiene vigente. La mayor reducción en Aragón, asegura el INE, se ha dado en el gasto de las empresas privadas y las fundaciones sin ánimo de lucro, que ha sido del 22,2% en los dos últimos años, mientras que las administraciones públicas han recortado su inversión un 7,25% y el sector de la Enseñanza Superior un 10,7% desde 2010.

"Aragón siempre ha tenido unos datos más bajos que la media nacional en gasto en I+D, pero los datos de innovación están entre los mejores del país. Tenemos muy buenos mimbres, pero hay que conseguir trasladar ese conocimiento al sector productivo", asegura Miguel Ángel García Muro, director general de Investigación e Innovación del Gobierno de Aragón. Según aseguró la semana pasada Arturo Aliaga, consejero de Industria e Innovación, el Gobierno de Aragón reforzará las partidas para este campo en los Presupuestos de 2014 con el objetivo de que los grupos de investigación "se coordinen más o las empresas acudan más porque nos interesa renovar, que penetre el conocimiento y el talento que atesoran". Y, de momento, indica García Muro, hay datos positivos, como el "incremento del número de patentes" solicitadas en Aragón, que en 2012 aumentaron un 12% respecto a 2011, y anima al sector privado a involucrarse en la investigación, el desarrollo y la innovación: "Cada vez es más importante la participación de las empresas en la financiación". 

Financiación externa

Precisamente en los contratos externos se están apoyando los institutos de investigación de Aragón y muchos de los grupos de la Universidad de Zaragoza para sobrevivir a la caída de las ayudas públicas. "Los grupos de investigación más consolidados seguimos funcionando, pero apretándonos mucho el cinturón y buscando fondos externos", explica Oro, responsable de un proyecto que reportará a la Universidad de Zaragoza medio millón de dólares. Es el mejor ejemplo de la búsqueda de inversión a la que se agarra la investigación aragonesa, ya que el catedrático de Química es el encargado de coordinar el proyecto de desarrollo de nuevos catalizadores para reducir el nivel contaminante en los crudos del petróleo que ha sido posible gracias a un acuerdo con la Universidad Rey Fahd de Arabia Saudí.

Y es que, a pesar de la crisis y la disminución del gasto, que no facilitan el trabajo de los investigadores aragoneses, los éxitos forjados en el campus aragonés no son pocos. El último es la mejor muestra de que el trabajo que se realiza en Aragón trasciende los límites de la Comunidad. La investigación sobre la vacuna contra la tuberculosis que impulsa el equipo del doctor Carlos Martín, director del grupo de investigación de Genética de Microbacterias de la Universidad de Zaragoza, acaba de superar con éxito su primera fase de prueba en voluntarios adultos sanos, un gran avance en el campo de la medicina con sello aragonés que podría beneficiar a miles de personas en todo el mundo.

"Muchos grupos de investigación logramos sobrevivir, pero ahora mismo casi no podemos mantener los equipos y su renovación es imposible, y sin eso no se puede estar en la vanguardia", critica Luis Oro, quien alerta de la situación de los investigadores más jóvenes: "Hay gente muy valiosa que está en una situación preocupante, y muchos incluso han tenido que optar por marcharse a otros países. La media de edad de los investigadores es cada vez más alta y no se está produciendo una renovación del personal, lo que será insostenible si se mantiene en el tiempo".

El ITA mira "hacia el exterior"

También otras entidades, como el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA), un "centro tecnológico de carácter público" dependiente del Departamento de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón que ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias. "Al contar con menos subvenciones no quedaba más remedio que buscar contratos en el sector privado, así que planteamos una reorganización interna para comenzar a mirar hacia el exterior", asegura Salvador Domingo, director del ITA.

De momento parece que han encontrado el camino y en los últimos dos años ya han conseguido revertir una situación incierta, aumentar ligeramente su personal e invertir hasta cuatro millones de euros en equipos de investigación e instalaciones de primer nivel. "Nos centramos en trasladar la innovación a las empresas, miramos hacia el sector productivo. No hay mejor estrategia que ofrecer a las empresas lo que te quieren comprar", explica Domingo, quien destaca que el 60% de los ingresos del ITA ya proceden del sector privado, frente al 10% que suponen las subvenciones.

El director del CITA, en las Cortes

Precisamente de la política de inversión en I+D+i hablará este martes el director gerente del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA), José Vicente Lacasa, quien tiene previsto comparecer en la Comisión de Industria e Innovación de las Cortes a propuesta de Izquierda Unida. Según explican desde esta formación, esperan que Lacasa "explique detalladamente la política de inversión en I+D+i y recursos humanos, especialmente en lo referente a los investigadores de ese centro, tras los recortes aplicados por el Ejecutivo".

El portavoz de IU en esta comisión, Luis Ángel Romero, advierte que la crisis económica ha provocado un importante retroceso en este aspecto, con una significativa disminución de la inversión por parte de las administraciones públicas. "La I+D+i es un sector vital para dar mayor valor añadido a la producción empresarial y al conjunto del tejido empresarial aragonés", aseguran desde IU, partido que "reitera la necesidad del compromiso del Gobierno de Aragón para que el esfuerzo público en I+D se traduzca en riqueza y empleo de calidad, extendido por todo el territorio y por el tejido empresarial".

Etiquetas