Despliega el menú
Aragón

Aragón

El valor del suelo agrícola baja un 1,5% en Aragón, pese a ser el más barato de España

El precio medio de una hectárea en la comunidad es de 3.909 euros, muy por debajo de los 22.964 de Valencia o los más de 18.000 de Andalucía.

La agricultura sigue afrontando la crisis
La agricultura sigue afrontando la crisis
J. MACIPE

Pese a haberse mantenido en un nivel estable en los últimos años, en 2012, el suelo agrícola aragonés se unió a la tendencia española y volvió a rebajar su cotización en un 1.5% según los datos publicados por el Ministerio de Agricultura. Este descenso -que de media son 61 euros por hectárea- refleja que los cultivos aragoneses siguen estando por encima de la pérdida de valor que en los últimos 5 años ha cosechado el conjunto de los campos de España, que en 2012 han bajado un 3%, pero supone una nueva vuelta de tuerca a un sector que históricamente ha estado peor cotizado en Aragón que en el resto del país.

Como muestra, de media una hectárea en Aragón tiene un valor de 3.909 euros, muy por debajo de los 23.000 de Valencia o los más de 6.000 de Castilla y La Mancha. Esta enorme diferencia se debe, según el colectivo de agricultores, a varias razones estructurales que siempre han lastrado a los cultivos de la comunidad, y que se pueden resumir en ubicación, extensión y capacidad de acceso a los recursos.

"El valor de una finca agrícola lo componen diversos factores, como la cercanía a una gran ciudad, la extensión del terreno, y la cantidad de agua a la que tenga acceso", según explica Fernando Luna, presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores. A partir de esto, en Aragón se dan una serie de circunstancias que complican la tasación a la alza del terreno. Los campos son pequeños, desestructurados, y en muchas ocasiones no están bien planteados hacia el tipo de cultivo que pudiera resultar más rentable, algo que para Luna se debe principalmente a la escasa implicación del Gobierno en materia agrícola.

La diferencia entre el valor de las tierras aragonesas y el de la media del país está tan establecido que hasta en los cultivos menos rentables y lo más prolíficos se nota. Así, una hectárea de pastizal en Aragón tiene un valor medio de 779 euros por los 2.838 de la media, mientras que una de regadío, valorada en 10.865, se queda muy lejos de los más de 18.000 del resto del país.

"El año pasado solo hubo agua para una tercera parte de las hectáreas que estaban planteadas como cultivos de regadío", comenta Luna. "Un despropósito" que daña la producción y la capacidad de financiación de los pequeños agricultores, que llevan años reclamando una política agraria de carácter regional más específica.

Un descenso generalizado

Pese a la escasa cotización del suelo aragonés, el sector agrícola de la comunidad se puede lamer las heridas pensando que sus tierras están en una de las zonas donde menos han bajado los precios. En el conjunto de España el valor de los terrenos ha descendido este año hasta los 9.705 euros de media por hectárea, muy por debajo de la cifra récord que se alcanzó en 2007, con 11.070.

Las comunidades en las que se ha producido un mayor descenso han sido en Cantabria (-32,7%), seguido a mucha distancia de Madrid (-8,8%), Andalucía (-5,4%), Murcia (-5,3%), Canarias (-4,3%) y Baleares (-3,9%), todas ellas zonas en las que, según ASAJA, se había especulado en exceso con el suelo agrícola.

Además, en el colectivo agrícola se vigila con recelo la aplicación de la nueva Política Agrícola Común, la cual exige a los agricultores implantar cultivos ecológicos en una tercera parte de sus explotaciones. "Un nuevo lastre", según señala Luna, ya que mientras la mayoría de los países apuestan por implantar cultivos rentables y recortar costes, "en Europa nos estamos pegando un tiro en el pie apostando por un modelo al que es imposible sacar rentabilidad y que, en fin último, rebaja aún más el valor de nuestros campos".

Volver al suplemento de Heraldo del Campo.

Etiquetas