Despliega el menú
Aragón

Terrorismo

El hijo de Giménez Abad considera que no hay otra opción que acatar la sentencia

El vástago del presidente del PP aragonés, asesinado por ETA en 2001, cree que se debe el cese de la banda terrorista al Estado de derecho.

Borja Giménez, hijo del presidente del PP aragonés Manuel Giménez Abad asesinado por ETA en Zaragoza el 6 de mayo de 2001, ha dicho este domingo que, aunque no le gusta la resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), el estado de derecho ha sido el que ha acabado con la banda terrorista.

El hijo de Giménez Abad, quien acompañaba a su padre cuando fue asesinado en plena calle mientras se dirigía al campo de fútbol de La Romareda a presenciar un partido del Real Zaragoza, ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación tras leer un manifiesto en una concentración convocada por Nuevas Generaciones a través de las redes sociales.

Borja, quien entonces tenía 16 años, ha explicado que el acto, celebrado ante el monumento a la Constitución en el paseo del mismo nombre, con la presencia de varios cargos políticos del PP, pretendía mostrar la solidaridad con las víctimas del terrorismo.

Y al mismo tiempo "dejar claro que las consecuencias de la excarcelación de miembros de ETA resulta cuando menos nauseabundo para una gran parte de las víctimas del terrorismo", ha dicho, aunque ha reconocido que su visión personal no es la misma que la de todas las víctimas, "ni mucho menos"

Porque, ha agregado que "hay que ser conscientes de que lo que ha terminado con ETA ha sido precisamente el respeto escrupuloso que ha tenido siempre la sociedad española por el estado de derecho y, en ese sentido, no queda otra que seguir firmes en esa línea".

Tras reconocer que la resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que anuló la doctrina Parot no le gusta, ha dicho que la realidad es que procede de un tribunal, que se está en un estado de derecho y que no queda otra vía que acatarla y cumplir.

Etiquetas