Despliega el menú
Aragón

Ingreso Aragonés de Inserción

Un informe de la DGA urge simplificar los trámites del IAI

Se ha detectado otras cuestiones a mejorar entre ellas, reducir el tiempo de tramitación o eliminar la "ambigüedad del programa", definiendo con precisión los requisitos para percibirlo.

Un informe realizado por el Gobierno de Aragón en el marco del Plan de Inspección de Servicios de la Administración plantea la necesidad de simplificar la documentación requerida para el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI), así como reducir el tiempo en la tramitación de los expedientes.

Estas son algunas de las mejoras que plantea uno de los seis informes que incluye el Plan de Inspección de Servicios, llevados a cabo por personal funcionario de la Administración, a lo largo del 2012, con el objetivo de mejorar los servicios públicos.

El consejero de Hacienda y Administración Pública, José Luis Saz, ha presentado este jueves en rueda de prensa las conclusiones y resultados de este programa, junto al director general de la Función Pública, Ignacio Murillo.

En distintos estudios se ha analizado el absentismo laboral entre el personal de la Administración, el control de incompatibilidades de trabajo en los empleados públicos, el clima laboral o la medición de calidad de los servicios, entre ellos el correspondiente a la prestación del IAI.

A diferencia del resto de informes, este ha sido el único que no ha valorado el grado de satisfacción de los que los perceptores del IAI tienen del servicio, ya que, según ha indicado Murillo, no era esa la finalidad, sino "valorar el procedimiento".

Tras una valoración de la prestación del servicio, se ha detectado una serie de cuestiones a mejorar, entre ellas, reducir el tiempo de tramitación o eliminar la "ambigüedad del programa", definiendo con precisión los requisitos para percibirlo.

También propone la simplificación de la documentación requerida, una de las principales quejas que llegan también a El Justicia de Aragón, y aumentar la coordinación entre los distintos organismos gestores.

"Hay que revisar la documentación que se pide porque, en ocasiones, o no tiene relación con el IAI o ya lo tenía la Administración", ha comentado.

En este sentido, ha insistido que, cada año, se ha reducido el tiempo medio de tramitación, pasando de 78 días en 2011 a 71 en 2012, a la vez que se ha incrementado el número de solicitudes, de 3.127 de 2010 a 5.009 en 2012.

Por otro lado, el Plan de Inspección ha concluido también que el absentismo laboral entre el personal de la Administración General -sin incluir personal sanitario y docente- se sitúa en el 4,14%, al igual que en Europa, y por debajo de la media española (4,5%), tanto en el sector público como en el privado.

Teniendo en cuenta este dato, Saz ha explicado que hay que "deshacer" la idea de que los funcionarios faltan a su puesto de trabajo por enfermedad más veces que el resto.

Más del 50% de las bajas registradas en 2012 tuvo una duración inferior a quince días y se concentran, especialmente, en las categorías más bajas de la administración, debido a que, por la característica del puesto de trabajo, por ejemplo auxiliar en una residencia de mayores, están más expuestos a posibles enfermedades.

Por otro lado, el informe sobre el control de incompatibilidades refleja que un 7,46% de los empleados públicos desempeñan una segunda actividad, especialmente en el ámbito sanitario, donde el porcentaje asciende al 15%; seguido de Educación.

De los 43. 500 empleados públicos en Aragón, un total de 2.530 han solicitado desempeñar otro puesto de trabajo, desde 2007 a 2011.

En cuanto al clima laboral, el informe concluye, según ha precisado Saz, que los empleados públicos están "satisfechos" con la actividad que desarrollan, las relaciones con sus compañeros o las condiciones ambientales.

De las 5.000 personas que participaron en las encuestas científicas, la nota media que valora el clima laboral alcanzó el 7,2 sobre diez.

Este grado de satisfacción también se recoge entre los ciudadanos que reciben un servicio de la administración, ya que el 94% de los encuestados aportó una nota de entre 8 y 10, especialmente a la amabilidad y rapidez en el trato recibido.

Saz ha reiterado que esta herramienta se ha puesto en marcha después de doce años, en base al "compromiso" del Gobierno de Aragón de inspeccionar los servicios públicos, con el objetivo de mejorar su calidad.

Etiquetas