Despliega el menú
Aragón

Zaragoza

El precio del cartón y la crisis disparan las sustracciones en los contenedores

La situación económica y el desempleo han ocasionado la proliferación de personas que recogen en comercios y contenedores de reciclaje papel y cartón usado, cuyo valor ha aumentado en los últimos años.

Una furgoneta llena de cartones, junto a unos contenedores
El precio del cartón y la crisis disparan las sustracciones en los contenedores de Zaragoza
HERALDO.ES

Los contenedores de reciclaje de papel y cartón de las calles de Zaragoza están más vacíos que nunca. Y no solo por la crisis económica, que ha provocado una caída del consumo y de la actividad comercial, sino también por la proliferación de los 'cartoneros', personas que recogen este material de las calles o los propios contenedores para obtener unos ingresos con los que poder subsistir en una época marcada por el desempleo. El aumento del precio del cartón usado también ha contribuido al aumento de este fenómeno, generalizado en casi todas las grandes ciudades españolas.

Las empresas dedicadas a la recuperación de papel compran estos materiales a particulares a un precio que oscila entre los seis y los diez céntimos el kilo, por lo que pueden obtenerse entre 60 y 100 euros por tonelada. Sin embargo, lo habitual es que quienes recogen papel y cartón no se saquen más de 15 o 30 euros por día, por lo que, más que un negocio lucrativo, esta actividad se ha convertido en una forma de supervivencia.

Desde el Ayuntamiento y FCC, la empresa concesionaria de la limpieza municipal, son conscientes de la situación y de las consecuencias económicas que les genera, pero es complicado detectar cuándo se produce. “No se puede negar que está ocurriendo”, aseguran fuentes de FCC, que reconocen los perjuicios derivados de estas sustracciones: “Las rutas hay que hacerlas igual, por lo que se realiza el mismo trabajo para obtener menos material”. El problema existe, pero es casi imposible cuantificarlo: “Desde hace varios años se está reduciendo el reciclaje, tanto de papel y cartón como de otros residuos sólidos, debido a la crisis, por lo que no es posible saber qué parte corresponde a la caída del consumo o a las sustracciones de particulares”.

2.000 toneladas menos en 2012

En 2012, el Ayuntamiento de Zaragoza recogió 2.000 toneladas menos de papel y cartón que el año anterior, un significativo descenso de casi un 10% en un solo curso -en los años anteriores la tendencia ha sido similar- que redujo el material depositado en los contenedores azules de 18.342 toneladas a 16.542. La disminución de los residuos generados por los hogares zaragozanos debido a la crisis es evidente, pero también son cada vez más comunes las escenas de personas sustrayendo cartón de los contenedores e incluso furgonetas llenas de este material. Algunos llegan a introducir medio cuerpo dentro para extraer el cartón, mientras que otros levantan la cubierta superior del depósito valiéndose de algún objeto que lo mantenga abierto.

“Para la compra del papel y el cartón por parte de las empresas recuperadoras el requisito legal es que haya un registro documental de la entrega, es decir, unos albaranes, pero no se puede conocer cuál es su origen”, señalaba en un informe Ecoembalajes España, S.A. (Ecoembes), la organización que gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases de plástico, las latas y los briks -contenedor amarillo- y los envases de cartón y papel -contenedor azul- en toda España.

¿Qué dice la ordenanza?

Aunque existen más dudas sobre los cartones que dejan en sus puertas los comercios o el material que se encuentra fuera de los contenedores azules, la ordenanza municipal sí hace referencia a esta situación, aunque no de forma directa a la recogida de cartón y papel. Según la norma de 'Limpieza pública, recogida y tratamiento de residuos sólidos', “se prohíbe a todo particular que se dedique a la manipulación y aprovechamiento de residuos sólidos, salvo autorización expresa del Ayuntamiento”.

Etiquetas