Aragón
Suscríbete

Alerta por tormentas en la Comunidad

Las lluvias y el granizo causan estragos en Aragón

Los accesos a varios núcleos de poblaciónestán cortados al tráfico por inundaciones y desprendimientos y 200 personas siguen sin luz en Malpica de Arba y Pinsoro.

Tornado en Biota
Temporal en Aragón_3
E. MARCO

Las fuertes lluvias y el granizo caídos durante la noche y que continúan durante la mañana han causado importantes afecciones en carreteras y cultivos de la provincia de Huesca y de Zaragoza, especialmente en la zona de las Cinco Villas. Desde el departamento de Política Territorial de la DGA informan de que no hay ningún riesgo para la seguridad de las personas, pero los vecinos de Sádaba miran con preocupación cómo aumenta el caudal del río Riguel.

El alcalde de Sádaba ha decidido suspender las clases en el colegio que se vio afectado durante las últimas inundaciones hace exactamente un año.

El temporal ha causado importantes afecciones en carreteras. En la provincia de Zaragoza está cortada la carretera A-2303 de Trasobares a Calcena y la A-2302 en Calcena.

También hay problemas en la zona de las Cinco Villas por granizo y caída de árboles en la vía, si bien, según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, se trata de pequeñas carreteras de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Asimismo, otra granizada en el término de Jaca ha provocado dificultades a la circulación en la N-330 entre Jaca y Canfranc, donde ha volcado un camión y en estos momentos está trabajando personal de Bomberos y del Ministerio de Fomento. El alcalde de Canfrac, Fernando Sánchez, ha señalado que el suministro de luz se ha interrumpido de forma intermitente en la villa fronteriza.

Desbordamiento del río Baza

Además, los accesos a los núcleos de Acumuer, Isín, Ibor y Allué, cerca de Sabiñánigo, en la provincia de Huesca, han sido cerrados al tráfico al quedar inundados por el agua, que también ha provocado el desbordamiento del río Baza y desprendimientos en los barrancos de esos núcleos.

La policía local, protección civil y la brigada de obras del ayuntamiento de Sabiñánigo se encuentran trabajando en la zona que "volverá a abrirse al tráfico en unas horas si deja de llover", ha informado el alcalde de la localidad, Jesús Lasierra.

Ibor, incomunicado

Lasierra ha asegurado que estos accesos son, siempre que llueve con intensidad, los más problemáticos y ha apuntado que la salida Oeste de Ibor, que normalmente se toma cuando se inunda la Este, como ha ocurrido en esta ocasión, "está deteriorada por las obras de extracción de madera que ha realizado una empresa y en muy malas condiciones para que pueda pasar el tráfico".

El edil ha pedido que "se solucione esta situación" porque el núcleo de Ibor está incomunicado por ambas salidas y ha afirmado que el consistorio ya ha solicitado al Gobierno de Aragón que "obligue a la empresa a acometer las obras de acondicionamiento que dejen como estaba antes esta pista".

Por otro lado, Lasierra ha señalado que en Sabiñánigo no ha caído pedrisco, como sí lo ha hecho en Biescas y otras zonas como Sobremonte y Sobrepuerto, pero que el agua ha caído con intensidad desde las 10.00 hasta las 12.00 afectando, de forma leve, a algunos garajes, edificios municipales y a algunos elementos de la red de saneamiento.

En la provincia de Teruel el fenómeno adverso es la niebla, que afecta a la A-23 desde el término de Sarrión a la Puebla de Valverde, según figura en la página web de la Dirección General de Tráfico.

200 personas sin luz

El viento y la lluvia han afectado a 25 torres eléctricas de la Comarca de las Cinco Villas dejando sin suministro durante aproximadamente dos horas a 4.300 clientes de las localidades de Sádaba, La Llana, Luesia, Sos del Rey Católico, Ejea de los Caballeros, Malpica de Arba, Biota y Pinsoro, ha informado Endesa. A las 9.00 horas se ha normalizado el suministro eléctrico en todas las localidades, excepto en Malpica de Arba y Pinsoro, donde continúan afectados alrededor de 200 clientes, que van a recuperar el suministro antes del final de la mañana.

Preocupación en Sádaba

Como consecuenia de las fuertes lluvias, Sádaba mira al río con preocupación con los últimos desbordamientos en el recuerdo. 

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha confirmado que el caudal del río Riguel sigue creciendo tras tres fenómenos tormentosos y ha informado de que se ha alertado a Protección Civil. Pese a los temores de los vecinos y la "imposibilidad" de calcular el caudal a tiempo real, la CHE ha asegurado que el cauce está en mejores condiciones que el año pasado, cuando se desbordó el río afectando a un colegio, y que el caudal es inferior, de momento, al de entonces. "Además, se mejoró el muro del colegio", han anticipado.

De todas formas y como medida preventiva, el alcalde de Sádaba ha decidido suspender las clases en el colegio. Desde el departamento de Política Territorial de la DGA lanzan un mensaje de tranquilidad: "La CHE y la Aemet apuntan a que con las tormentas que han caído y las que siguen cayendo el caudal máximo podría estar en 100 metros cúbicos por segundo en el río Riguel. El año pasado llevaba un caudal de 200 m3/s cuando se desbordó", señalan fuentes de la consejería.

La altura del río ha llegado a alcanzar los 2,13 metros esta mañana. De momento ha vuelto a descender hasta los 1,8 metros pero la Aemet anuncia más tormentas en la zona a lo largo del día. Cuando se desbordó en 2012 el río alcanzó los seis metros de altura. "Estamos todos en alerta y prevenidos porque las tormentas son imprevisibles pero, de momento, tranquilidad absoluta".

A primera hora de la mañana una granizada ha obligado a cortar al tráfico la A-127 en el kilómetro 52, a la altura de Sádaba. La circulación ha sido restablecida apenas una hora después gracias a las rápidas labores de limpieza de los servicios de emergencia.

Cultivos afectados

Pinsoro y Valareña, cerca de Ejea de los Caballeros, y Jaca, han sido las zonas más afectadas por el pedrisco y desde UAGA alertan de los posibles daños en los cultivos de hortalizas, alfalfa y maíz, mientras que ASAJA llama la atención sobre la almendra, la oliva y el girasol.

Para el resto del día la Agencia Estatal de Meteorología anuncia para Aragón chubascos y tormentas en toda la Comunidad, que en el tercio norte serán localmente fuertes, y posiblemente muy fuertes, tendiendo a abrirse claros en el centro y sur de la Comunidad al final del día.

Las temperaturas experimentarán un ligero o moderado descenso y el viento soplará flojo, de componentes sur y este, tendiendo al final a componentes oeste y norte, y fuerte en áreas de tormenta.

Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre los 13 y 23 grados de Teruel, los 17 de mínima y 24 de máxima de Huesca y los 19 y 25 de Zaragoza.

TODAS LAS FOTOS DEL TEMPORAL

Etiquetas