Aragón

Universidad de Zaragoza

Las renuncias en Medicina permiten admitir a unos 300 alumnos en espera

La Universidad repartirá las vacantes que haya en todas las carreras mediante llamamientos a partir del 2 de septiembre.

Las renuncias en Medicina permiten admitir a unos 300 alumnos en espera
ASIER ALCORTA

Traslados de expedientes, hacer y deshacer matrículas, tramitar pagos, ingresar devoluciones... Las oficinas de admisión de la Universidad de Zaragoza han trabajado las últimas semanas de julio a destajo. La publicación de la lista de admitidos en otros campus del país ha hecho que algunos de los ya admitidos en Aragón renuncien a su matrícula para volver a su ciudad de origen. Y a su vez, esto ha aligerado las listas de espera de algunas de las carreras más demandadas.

Es el caso de Medicina, que a principio de julio contaba con 3.031 peticiones pendientes en la facultad de Zaragoza y otras 2.764 en la de Huesca (gran parte son de alumnos que se han inscrito en los dos centros para tener más opciones y, por tanto, están duplicadas). Después de la primera fase de matrícula se han producido unas 300 bajas (la mitad de ellas en la capital aragonesa) que han sido ocupadas por los jóvenes en lista de espera. A estos se les ha llamado por riguroso orden de nota.

(Más información en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN)

Etiquetas