Aragón
Suscríbete por 1€

Universidad

La UZ teme que la obligación de cotizar por los becarios aleje a las empresas de la universidad

El TS estableció la cotización obligatoria a finales de junio. La Universidad de Zaragoza espera que el Ministerio solucione la situación en breve.

Campus de la Universidad de Zaragoza en la plaza de San Francisco
Campus universitario Plaza San Francisco_2
G. C.

El Tribunal Supremo (TS) declaró "nulo de pleno derecho" el Real Decreto que restringía la obligación de dar de alta en Seguridad Social a los jóvenes becarios universitarios o de formación profesional que reciben contraprestación económica durante sus prácticas. El Alto Tribunal estimaba así un recurso de Comisiones Obreras (CC. OO.) y generaba una situación de incertidumbre en las universidades españolas, que creen que muchas empresas se pueden echar atrás si tienen que cotizar obligatoriamente por los estudiantes que realizan prácticas en sus organizaciones.

Para entender el fondo de este asunto hay que trasladarse hasta el año 2011. En febrero, el Ejecutivo que dirigía José Luis Rodríguez Zapatero aprobaba una serie de normas en materia laboral entre las que se encontraban medidas para mejorar la cotización de jóvenes y mujeres.

Así, se estableció que las empresas tenían que dar de alta de forma obligatoria a las personas que participaban en programas de formación remunerados vinculados a estudios universitarios o de Formación Profesional. La medida entró en vigor en noviembre de ese año y cerca de 41.200 jóvenes becarios fueron dados de alta en la Seguridad Social en un mes.

Sin embargo, unos 15 días después, el Gobierno aprobó un nuevo Real Decreto con el que anulaba la obligatoriedad de dar de alta a los estudiantes universitarios que realizaban prácticas externas y cobraban una remuneración. CC. OO. recurrió esta decisión ante el Supremo al entender que "se detenía el proceso de afiliación de jóvenes por esta vía". 

Es este recurso el que estima la sentencia del Alto Tribunal publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) a últimos del pasado mes de junio. La sentencia restituye la legislación inicial porque el TS considera que el Gobierno tenía que haber solicitado la opinión del Consejo de Estado para aprobar la norma, cosa que no hizo.

Una cuestión de forma

"La sentencia del Supremo no entra en el fondo de la cuestión, solo en la forma en la que se elaboró, que no es válida, y por eso la anula", explica Fernando Zulaica, vicerrector de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza. Zulaica indica que la sentencia del TS deja a las universidades en una situación "complicada", porque muchas empresas no tienen claro cuál sería la relación contractual que les uniría a los estudiantes y otras organizaciones, ante la obligación de cotizar, no se interesarían por los programas de prácticas.

Zulaica aclara que la sentencia del Supremo solo afecta a los becarios que aún están estudiando y que las prácticas que realizan son un complemento para su formación, en ningún caso de trata de un primer empleo. "Nosotros no obligamos a las empresas a que paguen a los becarios porque el trabajo que estos realizan en las empresas no debe ser de sustición de un trabajador, sino complemento de la formación teórica que recibe el alumno en la universidad", sostiene el vicerrector. 

La decisión del Ministerio, clave

Fernando Zulaica explica que a finales del mes de junio se reunió en Santander el grupo de trabajo de Empleo de la Red Universitaria de Asuntos Estudiantiles (RUNAE) de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) para debatir la sentencia. Este grupo tomó la decisión de pedir instrucciones al Ministerio de Educación ante la anulación del Real Decreto

Para Zulaica, lo mejor que puede hacer el Ministerio es arreglar la situación irregular que evidencia la sentencia del Supremo y desechar la obligatoriedad de la cotización, que merma las posibilidades reales de enviar alumnos universitarios al mundo de la empresa durante sus estudios.

El vicerrector confía en que el departamento que dirige José Ignacio Wert resuelva la situación lo antes posible para disipar las dudas de las empresas, ya que son muchas las que estos días han llamado a la Universidad interesándose por el estado de este asunto.  

La FP Dual, con contratos de aprendizaje

Precisamente este lunes el Gobierno de Aragón anunciaba que 14 empresas colaborarían el próximo curso con dos centros de enseñanza aragoneses - el IES La Litera y CPIFP Corona de Aragón - en la implantación de la FP Dual. Según han explicado fuentes de la consejería aragonesa de Educación, los alumnos de esta enseñanza no se verán afectados por el Real Decreto de noviembre de 2011, porque tendrán un contrato de aprendizaje.

"No es lo habitual", han señalado estas fuentes, que han añadido que Aragón es una de las pocas comunidades autónomas que ha apostado por esta fórmula, que es más costosa para las empresas y más difícil de negociar, pero que es la más beneficiosa para el alumno, según indican. 

Etiquetas