Aragón
Suscríbete

Debate sobre el estado de la Comunidad

Rudi pinta un Aragón solvente y reafirma su fe en la política

Ha hecho un repaso de los proyectos que ha llevado a cabo junto al PAR y ha explicado alguna nueva iniciativa para el tiempo que le queda en el Gobierno aragonés.

Rudi en las Cortes de Aragón al inicio del debate
Rudi abre el debate en las Cortes de Aragón con un alegato contra la corrupción
EFE

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha dibujado este miércoles un panorama relativamente optimista para el futuro de la comunidad, una región a su juicio solvente y cumplidora, que ha sufrido para cumplir sus compromisos, y que solo en la política encontrará el camino para salir de la crisis.

A las 11.00 ha comenzado la presidenta a pronunciar su discurso en la primera de las tres sesiones del debate sobre el estado de la comunidad en las Cortes de Aragón, que ha servido a Rudi para hacer un repaso de los proyectos que el ejecutivo de coalición PP-PAR ha llevado a cabo en los dos primeros años de legislatura y detallar algunas de las iniciativas que tiene en mente para el tiempo que resta.

Poco más de una hora ha durado su intervención, en la que ha comenzado reafirmando su "más absoluto compromiso personal" con las instituciones democráticas y con las normas políticas, en un momento en el que el posible caso de corrupción y financiación ilegal del PP, destapado por el extesorero del partido Luis Bárcenas, sobrevuela toda la política nacional.

Rudi ha aseverado que a quienes han dedicado, como ella, una larga parte de sus vidas a la política les resulta "insoportable" el clima de desconfianza que inunda la vida pública y que es imprescindible acabar con la corrupción "o ella acabará con el sistema democrático".

En su intervención ha remarcado, sin nombrar expresamente a Bárcenas, que hay que combatir la corrupción "sin la más mínima reserva" y que "hay que llegar al fondo de cuanto sea o parezca oscuro".

En "una de las peores crisis que se recuerdan" y que va más allá de Aragón y de España, ha hecho un llamamiento a "evitar cualquier tentación populista y antiautonomista" y a mantener la fe en la "buena política", evitando "falsos atajos que erosionen el modelo, que es garantía de libertad y de progreso".

También ha defendido el pacto de gobernabilidad que el PP y el PAR firmaron hace dos años, hecho "con sentido y con responsabilidad", y que ha servido a la comunidad para enfrentarse a la crisis "mejor que la mayoría".

Y mejores, ha precisado, son muchos de los indicadores económicos de Aragón en relación con el resto de las autonomías, entre ellos el del desempleo (4,8 puntos por debajo de la media nacional) o la renta per cápita.

Su gobierno, ha añadido, ha dado una "prioridad absoluta" al gasto social en los dos primeros años de legislatura, pero para la presidenta es necesario un cambio en el modelo del estado del bienestar, que hasta ahora se ha basado en un "falso igualitarismo" que está en la raíz de los problemas de su financiación.

Ha insistido en que para que las políticas de cohesión y para que el estado de bienestar sean viables es necesario "sustituir el gasto social indiscriminado por gasto social equitativo".

Con "satisfacción", Rudi ha recordado que Aragón "comienza a tener unas cuentas saneadas", vuelve a controlar el crecimiento de su deuda y tiene otra vez "accesibilidad y credibilidad en los mercados financieros".

Y, porque la Comunidad cumple "con enormes esfuerzos" con los objetivos del déficit y ha logrado la estabilidad presupuestaria, Aragón no puede ser penalizada y no cabe establecer "asimetrías y premios a la deslealtad institucional o a la mala gestión económica".

En este sentido, ha agregado que no aceptará que "el chantaje, la amenaza, el particularismo y la indiferencia por el interés general primen a la hora de asignar esfuerzos y de asumir cargas".

"Las comunidades autónomas sufrimos la crisis, no causamos la crisis", ha dicho la presidenta, quien ha defendido que el estado autonómico es una buena forma de organización política en España y Aragón, aunque en ocasiones ha sido mal gobernada.

Los grupos de la oposición en las Cortes, después de escuchar a la presidenta, han calificado su discurso de alejado de la realidad, decepcionante y carente de autocrítica.

El portavoz del PSOE, Javier Sada, ha afirmado que Rudi ha demostrado una "insensibilidad insultante" a los problemas de los aragoneses, y ha lamentado que confunda "firmeza" con "cabezonería", sin tener en cuenta que un gobernante debe ser "firme", pero también "sensible" a los problemas de los ciudadanos.

Por CHA, Nieves Ibeas ha considerado que la intervención de la presidenta estaba pensada para "lavarse las manos de cualquier posibilidad de que se le vincule con el escándalo de corrupción que tiene a su partido hasta las orejas" y ha calificado de "insoportable" que se permita "la frivolidad de quererse vender como la gran defensora de Aragón".

Y para el portavoz de IU, Adolfo Barrena, Rudi se ha mostrado "fracasada" y sin asumir que su acción política ha sumido a la comunidad "en una profunda recesión económica", justificándose, "como cualquier derrotado", en que hay otros sitios en que los ciudadanos viven peor.

No ha coincidido con las críticas el portavoz del PAR, Alfredo Boné, quien ha dicho que el discurso de Rudi es "coherente" con la acción del Gobierno y adecuado desde el punto de vista de la gestión, mientras que el popular Antonio Torres ha afirmado que en dos años, con el esfuerzo de los ciudadanos y el liderazgo del gobierno, Aragón ha conseguido convertirse en una de las comunidades "más serias y más fiables".

El debate continuará este jueves con la intervención de los grupos parlamentarios, a los que Rudi dará la réplica, y con la presentación de las propuestas de resolución, que serán votadas el viernes. 

Etiquetas