Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

Unas 3.778 personas compiten por 95 plazas de maestro en Aragón

Las especialidades convocadas son educación infantil (45), lengua extranjera inglesa (35) y educación física (20). Se presentan casi 40 personas para cada puesto de trabajo. Las pruebas continuarán en junio y julio.

A. Escobar. Zaragoza Actualizada 22/06/2013 a las 11:00
15 Comentarios
Instituto Goya, uno de los centros que acoge las pruebas de educación infantilA. E.

Tensión, impaciencia, resignación e indignación, son algunos de los estados de ánimo que podían sentirse este sábado frente a los siete centros educativos aragoneses que acogen la primera parte de las oposiciones de maestro de 2013.

Para el examen han sido admitidos un total de 3.778 personas, que competirán por una de las 95 plazas ofertadas. Según los cálculos, competirán 40 personas por cada uno de estos puestos de trabajo. Las especialidades convocadas son educación infantil (45), prueba que se desarrolla en Zaragoza; lengua extranjera inglesa (35), ubicada en Huesca; y educación física (20), en Teruel.

El reducido número de plazas, los cambios aplicados en el sistema a última hora, los puntos acumulados por la experiencia laboral o lo tarde que salió la convocatoria (finales de mayo) son algunos de los factores que han hecho que muchos estudiantes no hayan podido estudiarse a conciencia esta prueba.

"En Aragón es muy difícil entrar si no tienes experiencia. Yo saqué un 9.98 en el examen de la anterior oposición y ni siquiera me acerqué a los puestos para conseguir plaza. En esta Comunidad si eres nuevo no tienes nada que hacer", explicaba una opositora que ha preferido mantenerse en el anonimato.

"Probar suerte"

Estos motivos, sumados a las situaciones personales de cada aspirante, han hecho que sean muchos los que han acudido este sábado al examen "a probar suerte". Es el caso de Laura Julián, zaragozana que acabó la carrera en marzo y pocas semanas después fue madre. "No tengo experiencia laboral y eso me hace estar en mucha desventaja con respecto al resto. Además, solo he podido mirarme parte del temario. Pero lo importante es intentarlo. Es cierto que han presentado muy pocas plazas, pero debemos pensar que, al menos, las oposiciones han salido", reflexionaba Julián.

Otros, como Pilar Judez, simplemente entrarán para firmar. "Me han cogido en un colegio concertado y para mí, en estos momentos, es una pérdida de tiempo dedicarle horas a este examen. Pero cuando no tienes otra cosa, es normal que intentes ir a por todas, pues no te queda otra esperanza", indicaba Judez, quien no ha olvidado hacer hincapié en la "indignación" que sienten los maestros, en un momento en el que los continuos recortes están "echando abajo" la educación, "uno de los valores más importantes de la sociedad". 

Funcionamiento

El sistema de evaluación de las oposiciones se divide en dos partes. La primera, que tiene lugar este sábado, se centra en los conocimientos de los profesionales, y se divide a su vez en dos pruebas. La primera se desarrollará por la mañana, y consta de un examen práctico compuesto por un cuestionario de 12 preguntas (de las que se deberán elegir 10) y dos supuestos (a elegir uno).

Por la tarde se realizará la segunda prueba. En ella, los opositores deberán desarrollar uno de los 25 temas incluidos en el temario, teniendo la oportunidad de elegir uno entre los dos presentados por el tribunal. La nota de esta primera parte se obtendrá de una media aritmética de ambas pruebas. Para pasar a la segunda parte, los opositores no podrán tener una puntuación inferior a 2.5 en ninguna de las pruebas, y la media deberá ser superior a 5. 

La segunda parte se centra en la aptitud pedagógica de los opositores, que deberán presentar en una defensa oral una programación didáctica en la que hayan estado trabajando durante las últimas semanas (40%). La segunda prueba (60%), consta de una exposición de una unidad didáctica relacionada con la programación presentada y que podrán elegir de entre tres opciones extraídas al azar. Los maestros contarán con una hora, en la que estarán aislados del exterior, para preparar su presentación.

La fase oposición, explicada previamente, conforma dos terceras partes de la nota final. Para pasar a la siguiente fase (concurso), los opositores deberán haber sacado, al menos, un 5 de media aritmética entre la primera y segunda parte. Una vez en la segunda fase, los profesionales sumarán hasta un máximo de 10 puntos según su experiencia previa, su formación académica y otros méritos.

A muchos, este sistema no les convence. "Las oposiciones son una prueba tremendamente subjetiva porque los criterios de evaluación no están consensuados. Es un poco ir a probar y ver si los conocimientos que tienes o has estudiado concuerdan con los que el tribunal que te toca cree que son los oportunos", explicaba Miriam Gabás, zaragozana que se presenta por tercera vez.


  • Ángeles24/06/13 00:00
    Hola, Quisiera enseñarles el blog... Http://15unidadesdidacticas.blogspot.com Saludos!
  • Catalina23/06/13 00:00
    Esto de valorar la interinidad también se da en las oposiciones a celadores y auxiliares administrativos del SALUD, es una vergüenza. Que valoren el exámen solamente y se dejen de dar puntos por haber tenido suerte de trabajar como interino sin haber demostrado nunca el ser mejores, porque no han aprobado nada.
  • zeus23/06/13 00:00
    Pues a ver si salen más listos que quien dijo una vez en TV que la gallina era un mamífero.¡Vaya estudiante!
  • Criss23/06/13 00:00
    Catalina. Hombre, lo de "suerte de trabajar de interino" no es, que la gente que no ha pasado por una oposición se acaba pensando que los interinos hemos entrado a dedo o nos ha tocado serlo echando una lotería. Hemos pasado examen con buena nota para ser los primeros de nuestra lista en su día y luego a esperar. Todos los que hoy trabajan tuvieron en su día 0 puntos de experiencia, excepto los que vienen de la concertada, que esos SI entran a dedo y a la sociedad le parece maravilloso.
  • INTERINOS?22/06/13 00:00
    Lo de los interinos no tiene nombre. Los hay que llevan años en la misma plaza y no se molestan en estudiar para aprobar la oposición. Yo creo que para ser interino les deberian exigir haber aprobado, aunque sea sin plaza y el que no lo haya hecho pues a la calle. NO se deber valor el trabajo realizado, ya que lo hacen en una plaza que no se han ganado, simplemente han entrado muchos de ellos a dedo y no se molestan en aprobar porque no les merece la pena estudiar tanto cuando ya tienen una plaza de por vida.
  • asro22/06/13 00:00
    No deberia el PP convocar oposiciones a maestros. Primero porquees hora de entregar la educación pública a la sociedad. Y segundo mientras esto llega de debe eliminar todo eso que llaman educación de adultos. Además estando en manos solo de la adminstración. Esos profesores que hay en ella que los pasen a las enseñanzas obligatorias. Basta ya de despilfarros.
  • spaniards22/06/13 00:00
    Estoy absolutamente flipando. Que escepticismo y resignación con una plaza cada 40??????!! Yo he peleado y conseguido hace un mes1 puesto de especialista para el q nos presentamos más de mil personas. Y lo único que tuve fue garra, positivismo, sed incansable y estrategia personal. Me parece lamentable, de ser así, el conjunto de aspirantes. Lucha lucha y lucha... No resignación antes de comenzar..... 
  • Trollface22/06/13 00:00
    spaniards, pues manda narices, si ni siquiera sabes escribir correctamente.
  • Fabián22/06/13 00:00
    El gobierno (y me temo que la clase política en general) no quiere que haya funcionarios. Quiere que la administración esté compuesta al 100% por nombrados a dedo. No les basta con enchufar a su gente en comarcas y diputaciones; desearían también que a la enseñanza, la sanidad o la policía se accediera, no por méritos, sino por afinidad ideológica. Ya sucedía eso en España en el siglo XIX. Allí vamos.
  • fert22/06/13 00:00
    Un sistema más justo sería un examen tipo Mir, en el que el expediente sea solo el 40% y la nota mínima sería 7 (después según número de plazas). Aprobado ese examen, dos o tres cursos de prácticas remuneradas, con una evaluación del aprovechamiento de la formación (y práctica) recibida en los colegios elegidos por sus buenas prácticas. Serían evaluados por su tutor y por un tribunal en el que presentarían su proyecto de trabajo en esos años. Pasado este proyecto, se le habilitaría para ejercer en colegios públicos, concertados y privados. Después las plazas públicas las ocuparían respondiendo a ofertas de trabajo concretas, pasando entrevistas y con un periodo de prueba de tres meses.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo