Despliega el menú
Aragón

Emprendedores

Un trío de ideas jóvenes, aragonesas... y con futuro

Tres iniciativas para mejorar la vida en Aragón han resultado premiadas en el concurso 'Think Big', de carácter nacional.

El solar del proyecto de Patricia.
Un trío de ideas jóvenes, aragonesas... y con futuro
A.M.B.

Un 'forfait' más inteligente y seguro, un toque de color junto al colegio Monsalud de Zaragoza y un decidido empujón a la difusión de la cultura entre los jóvenes de la Comunidad. Estas son las tres apuestas aragonesas seleccionadas dentro del concurso 'Think Big', una iniciativa organizada por la Fundación Telefónica en la que han participado hasta 1.300 grupos de chicos y chicas de toda España.

La cultura es el hilo conductor de la primera iniciativa con sello aragonés. Lidia Regaño, Celia Navarro, Isabel Gallizo y Paula Palomar, cuatro estudiantes de 1º de Bachiller del Juan de Lanuza, plantearon la posibilidad de 'agitar' la música, el arte y la literatura y el resto de ámbitos de la cultura desde edades tempranas. "Hicimos varias encuestas a personas aleatorias, dentro y fuera del colegio, por lo que pudimos partir de una hipótesis: los jóvenes cada vez tienen menos interés por la cultura", explica Lidia.

Su proyecto, 'Promote Culture in Youth', es realmente ambicioso. "Ya hemos empezado este año, organizando talleres de teato y música para los niños del colegio. El año que viene lo aplicaremos a otros ámbitos, como la gastronomía", señalan. Ahora les toca encontrar la manera de aplicar su idea a gran escala. Además, quieren colaborar con el grupo que pretende la reapertura de los Cines Renoir y lanzar una aplicación móvil con la oferta cultural de la ciudad.

Un forfait con localizador

Otra de las propuestas, aunque de padres valencianos, tuvo su origen en el Pirineo oscense. José Cebrián y Patricia Sánchez, de 24 y 19 años, acostumbran a esquiar en las estaciones turolenses: Javalambre y Valdelinares. Sin embargo, el pasado invierno decidieron subir a practicar deporte a la provincia de Huesca.

"Fuimos a Panticosa precisamente un día antes de que se produjera una avalancha", relata Patricia. "Cuando nos enteramos, hablamos del tema y nos dimos cuenta de que cualquiera puede quedarse atrapado bajo una, así que se nos ocurrió la posibilidad de que los forfait incorporaran un localizador. De esta manera, si alguien quedase sepultado se le encontraría más rápido y la seguridad aumentaría mucho", concluye.

Recuperando espacios

Los proyectos seleccionados recibirán una pequeña aportación económica para que puedan ser desarrollados. "En mi caso, espero que pueda salir adelante", indica Patricia Sánchez, ideóloga de la última idea aragonesa seleccionada por el jurado. Esta joven vecina de Las Delicias quiere darle un toque de color a su barrio, recuperando un solar abandonado que acumula basura desde hace años.

"Se trata de un secarral que hay al lado del colegio Monsalud. Quiero convertirlo en un bonito jardín con la ayuda de la gente del barrio. Cada vecino elegirá una planta y nosotros la colocaremos de forma que el espacio tenga cierta armonía. Además, cada planta tiene un número asignado, para que cada vecino pueda visitar la suya y cuidarla", explica esta estudiante del instituto Félix de Azara.

Etiquetas