Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

Los centros sanitarios de Jaca, Tarazona, Fraga y Ejea se integrarán en el Salud

La integración del Consorcio Aragonés de Salud de Alta Resolución supondrá un ahorro de 2.8 millones de euros.

Los cuatro centros sanitarios que conforman el Consorcio Aragonés de Salud de Alta Resolución (Casar) se integrarán en el Servicio Aragonés de Salud, una medida que se espera que sea una realidad en 2014 y que supondrá un ahorro anual de 2,8 millones de euros además de la mejora en la calidad asistencial de estos centros.

El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, ha dado a conocer este lunes decisión, tras la reunión mantenida con los alcaldes de los cuatro municipios en los que se encuentran los centros sanitarios de este consorcio (Jaca, Fraga, Tarazona y Ejea de los Caballeros) que no tendrá carácter oficial hasta que sea aprobada por el Consejo Rector del Casar a finales de este mes.

Esta decisión es fruto del informe encargado al Casar para estudiar su posible integración en el Salud, ha explicado Oliván, quien ha resaltado que el proceso llevará su tiempo porque hay que realizar trámites administrativos y de negociación sindical, si bien ha mostrado su deseo de que en los presupuestos de Aragón del próximo año el Casar ya no tenga partida y esté integrado con recursos humanos y materiales en el Salud.

De este modo, los370 trabajadores de los cuatro centros sanitarios pasarán a ser personal laboral en el Salud, si bien habrá que resolver cuestiones como la cuantificación de méritos y experiencia de los trabajadores del Casar y los del Salud ante la convocatoria de oposiciones, ha dicho Oliván, quien ha añadido que deberán resolverlo los sindicatos en ambos organismos y también con el gobierno aragonés.

El titular de Sanidad ha resaltado que en el informe se han estudiado los aspectos jurídicos, laborales, económicos y asistenciales de esta integración y ha apuntado que ha sido éste último aspecto el más valorado, al tiempo que ha añadido que esta absorción será "de servicio a servicio" para ganar en calidad asistencial.

Es decir, cada servicio de cada centro del Casar dependerá del servicio correspondiente de su hospital de referencia, de modo que se amplía el ámbito de actuación y los profesionales ahora pertenecientes al consorcio podrán ganar experiencia.

Nuevos usos

Además, se prevé que las camas de los centros sanitarios de Ejea, Tarazona, Jaca y Fraga puedan ser utilizadas para la recuperación de pacientes intervenidos en sus hospitales de referencia con el fin de que estén más cerca de sus lugares de residencia y ser atendidos en proximidad dentro del mismo servicio, ha explicado Oliván.

Según el consejero, esta absorción supondrá un ahorro directo de entre 2,7 y 2,8 millones de euros anuales además de otras cuantías en cuestiones como las compras que, en la actualidad, realizan por separado el Salud y el Casar o el transporte de la ropa a la lavandería del Miguel Servet que también realizan ambos organismos de forma independiente.

En este sentido, ha recordado que la deuda acumulada por el consorcio en 2011 era "importante" y que la integración ayudará a que la diferencia entre gastos e ingresos, que en el último año fue de 3 millones de euros, no sea tan grande, si bien ha insistido en que aunque este aspecto no se puede obviar, el objetivo más importante de la integración es "asistencial".

Los cuatro centros sanitarios del Casar realizaron en 2012 un total de 44.308 nuevas consultas, 73.661 consultas sucesivas, 2.260 operaciones quirúrgicas y atendieron 14.336 urgencias, según los datos aportados por el gerente del mismo, Javier Font.

Oliván ha concluido que con esta absorción se mantiene la coherencia de su discurso para que la asistencia sanitaria sea al cien por cien pública y prestada por personal del Salud.

Etiquetas