Aragón

Aragón

El Gobierno de Aragón busca agencia de viajes por segunda vez en el último año

La DGA se vio obligada a rescindir el primer contrato firmado. La adjudicataria había sido Viajes Iberia, que quebró tres días después de la firma.

El Gobierno de Aragón busca agencia de viajes por segunda vez en el último año
DGA

Luisa Fernanda Rudi llegó al edificio Pignatelli en 2011 con un ambicioso plan para recortar los gastos de la Administración. Entre las medidas presentadas, se encontraba la de centralizar los viajes de la DGA y sus organismos en un solo servicio. Se pretendía así conseguir un ahorro de unos 300.000 euros aproximadamente. Hasta que se tomó la decisión de centralizar el este servicio de viajes, cada departamento aragonés planificaba sus desplazamientos pidiendo presupuesto a varias agencias. 

El contrato de centralización del servicio salió a licitación en abril de 2012. En un primer momento, la empresa mejor posicionada fue Halcón Viajes, pero retiró su oferta y se pasó al segundo aspirante, Viajes Iberia (que en los últimos tiempos se llamó Vibo Viajes). El contrato fue adjudicado el 1 de febrero y se formalizó un par de semanas después, el día 15 del mismo mes.

En ese momento nadie en la DGA imaginó que el Grupo Orizonia, donde se englobada Viajes Iberia y otras empresas de servicios turísticos, entraría en preconcurso de acreedores el día 17 de febrero obligando a la rescisión del contrato. El mecanismo diseñado para ahorrar dinero público apenas estuvo vigente tres días.

Fue la propia empresa la que comunicó al Gobierno de Aragón, el 19 de febrero, la imposibilidad de seguir prestando el servicio adjudicado “debido a la situación pre-concursal en que se encuentra Orizonia y todas sus filiales”, según se recoge en un documento del Gobierno aragonés.

El 28 de febrero inició el expediente de resolución del contrato, que finalizó el 14 de mayo con una orden firmada por el consejero de Hacienda, José Luis Saz. Este documento acordaba, además del fin de la relación contractual, la incautación de la garantía de 5.000 euros constituida por Viajes Iberia para acceder al contrato “solo en el caso de que en el concurso de acreedores la empresa sea calificada como culpable”.

La intención del Gobierno de Aragón siempre fue volver a sacar a licitación el contrato, tal y como publicó la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN. Un anuncio que se hizo efectivo esta semana.

Idénticas condiciones

Las condiciones contractuales son las mismas que entonces: un contrato valorado en 1,2 millones de euros al año (IVA excluido) cuya duración inicial será de 12 meses, prorrogables 12 más (en ese caso el valor del contrato ascendería a 2,4 millones sin IVA).

En virtud de lo establecido en el contrato, la empresa adjudicataria está obligada a ofertar a la DGA las tarifas más ventajosas en cada uno de los viajes, así como en alojamientos y plazas hoteleras. Además, se establece “todos los servicios que preste la empresa adjudicataria estarán bonificados con el porcentaje de descuento que figure en su oferta económica”, según se añade.

Las tarifas de los billetes “deberán ser las más económicas disponibles”, según el pliego, por lo que que se descartan los viajes en primera clase. “Durante la vigencia del acuerdo marco no procederá la revisión de los precios (cargos y descuentos) adjudicados”, se especifica.

La adjudicataria está obligada a prestar el servicio todos los días hábiles de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 y de 16.30 a 19.30. También debe atender posibles peticiones de urgencia los sábados de 9.00 a 14.00. Se habilitará igualmente un servicio de atención telefónica permanente durante las 24 horas de todos los días del año.

Servicio para el personal de la DGA

En un punto del pliego de condiciones, la DGA "autoriza" a la agencia de viajes adjudicataria, "siempre que lo haya ofrecido y se le haya valorado", la posibilidad de prestar sus servicios, a título privado, a todo el personal de la DGA que se beneficia del contrato. "Siempre que esto no impida o afecte negativamente al adecuado funcionamiento de las operaciones relacionadas con los viajes oficiales", aclara el pliego, "y sin que ello conlleve compromiso ni obligación alguna para la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón".

A estos viajes contratados a título privado por los trabajadores de la DGA se les aplicarán "las mismas condiciones ofertadas oficialmente, incluido el correspondiente descuento". La factura nunca se cargará a la Administración, sino al contratante privado.

De este servicio centralizado de contratación de viajes se podrán aprovechar, además de las consejerías de la DGA, otros 49 organismos entre entidades de derecho público, empresas públicas, consorcios y fundaciones. Se admiten ofertas hasta las 14.00 del próximo 8 de julio. Desde que se rescindió el contrato con Viajes Iberia, y hasta que sea adjudicado el próximo, la DGA seguirá contrantando los desplazamientos como lo hacía antes de la centralización.

Etiquetas