Despliega el menú
Aragón

Aragón

UPyD lamenta que se enarbole el banderín de las lenguas para atraer votos

"Nunca había existido el menor problema en esas zonas hasta que los políticos metieron la cuchara en el asunto", ha dicho el coordinador de la formación en Aragón, Carlos Aparicio.

Las Cortes de Aragón aprobaron la ley de lenguas esta semana
Las políticas sociales centran la sesión de control
CORTES DE ARAGON

Elcoordinador de UPyD en Aragón, Carlos Aparicio, ha lamentado que, en el debate sobre las lenguas en la comunidad, se ha llegado a un punto en el que "algunos partidos enarbolan el banderín de las lenguas para atraer votos emocionales".

En un comunicado de prensa, Aparicio se refiere a la reciente aprobación de la ley de lenguas en Aragón y la polémica surgida sobre la denominación de las modalidades orientales y pirenaicas, y en este sentido se queja de que los partidos políticos "hayan transmitido al resto de España una imagen aldeana, que nada tiene que ver con los aragoneses del siglo XXI".

Según el dirigente de Unión Progreso y Democracia, "nunca había existido el menor problema en esas zonas hasta que los políticos metieron la cuchara en el asunto".

Aparicio lamenta que las denominaciones Lengua Aragonesa Propia del Aragón Oriental y Lengua Aragonesa Propia del Área Pirenaica y Prepirenaica "hayan servido de motivo de burla en periódicos, redes sociales y tertulias de radio y televisión", porque los aragoneses de hoy "tienen ya poco que ver con el tópico del chufla, chufla, y es muy triste comprobar que sus representantes se encargan de resucitar los estereotipos más simplistas".

Aunque a su juicio esta cuestión es "anecdótica", porque el "verdadero problema" es el que han creado los partidos "al intentar hacer ingeniería social a costa del idioma".

La principal lengua propia de Aragón es el español, añade, que es el idioma materno del 96% de los aragoneses, y Aparicio estima que este hecho es "perfectamente compatible" con la existencia de "otras modalidades lingüísticas tan dignas como el español y cuyos hablantes tienen pleno derecho a mantener y utilizar".

Pero, no obstante, opina que es un "sinsentido" la "pretensión de PSOE y CHA" de convertir unas lenguas "respetables pero muy minoritarias" en idiomas cooficiales en todo el territorio aragonés. "Obligar a los niños aragoneses a estudiar esas lenguas sería una torpeza que solo hipotecaría su futuro", sentencia.

En este sentido, Aparicio cree que tras esta "maniobra" está el "interés partidista" de crear una red "clientelar" de profesores y traductores. "No deseamos para Aragón el mismo ridículo que hace el Senado con sus famosos pinganillos", añade.

Aparicio concluye en la nota que las lenguas "son instrumentos de entendimiento y no de conflicto", y que "pertenecen a los hablantes y no a los políticos", porque "cuando los políticos se apoderan de las lenguas, siempre terminan utilizándolas contra alguien".

Etiquetas