Despliega el menú
Aragón

Investigación

Aragón no renuncia a investigar la técnica de fractura hidráulica

Se quiere conocer las posibilidades que podría tener de disminuir su dependencia energética, aunque hasta el momento no ha concedido ninguno de los cinco permisos solicitados para investigar.

El Gobierno de Aragón no cierra la puerta a la investigación en la técnica de fractura hidráulica porque quiere conocer las posibilidades que podría tener de disminuir su dependencia energética, aunque hasta el momento no ha concedido ninguno de los cinco permisos solicitados para investigar.

Así lo ha asegurado el consejero de Industria e Innovación, Arturo Aliaga, en respuesta a una interpelación formulada por el diputado de IU Luis Ángel Romero en el pleno de las Cortes de Aragón, donde ha recordado que se aprobó por unanimidad una Proposición no de Ley para dejar a la comunidad libre de esta técnica de fractura hidráulica, también conocida como "fracking".

Romero ha apuntado que el contenido de esta proposición debería haberse zanjado con una propuesta de ley en el mismo sentido porque "sabíamos que no se iba a cumplir" y que con la autorización para la investigación de esta técnica en la comarca del Maestrazgo lo que está haciendo el Gobierno aragonés es utilizar "el artilugio necesario" para cambiar las cosas.

El diputado de IU ha acusado al consejero de abrir la puerta a la fractura hidráulica porque, una vez realizada la investigación, la empresa presionará y habrá hecho inversiones millonarias, por lo que se ha preguntado cuál será la postura del Gobierno aragonés si, tras esa investigación, el Estado, que es a quien corresponde la competencia, autoriza la explotación.

"Se posicionará entonces en contra porque Aragón es un territorio libre de la fractura hidráulica o callará", ha preguntado Romero al consejero Aliaga, toda vez que ha criticado la "incongruencia" de este posicionamiento y le ha instado a respetar la decisión unánime de las Cortes y paralizar y no promover ninguna iniciativa con respecto a esta técnica con la que ciudadanos y ecolectivos ecologistas están en contra por sus repercusiones sobre la salud y el medio ambiente.

Por su parte, Aliaga, ha insistido en que se ha autorizado únicamente la investigación, no los sondeos, y en que no quiere renunciar a conocer la capacidad, en su caso, que tiene Aragón de tener posibilidades de disminuir su dependencia energética y conocer su subsuelo cuando, además, la investigación "la van a pagar otros", ha dicho.

Aliaga ha resaltado que la empresa ha solicitado un permiso de investigación de gas no convencional, con un plazo de seis años, "que no presupone" la fragmentación eléctrica ni la realización de ningún sondeo.

Aragón no ha concedido aún ninguno de los cinco permisos de investigación de gas no convencional que se han solicitado, ha recordado el consejero, quien ha concluido que se trabajará "con cautela, como se ha hecho hasta ahora".

Etiquetas