Aragón

Polémica

Los partidos catalanes critican la ley de lenguas aragonesa

La ley, propuesta del Gobierno Aragonés, establece que la lengua hablada en la zona limítrofe con Cataluña pasará a llamarse Lengua Aragonesa Propia del Área Oriental (Lapao).

Todos los partidos catalanes critican que el PP cuestione desde el Gobierno aragonés lo que ellos consideran la unidad de la lengua catalana, y que éste haya sido referido en la zona limítrofe con Cataluña con la denominación de Lengua Aragonesa Propia del Área Oriental (Lapao), según planea la ley que las Cortes votarán el jueves.

La ley de uso, protección y promoción de las lenguas y modalidades lingüísticas propias, es una propuesta del Gobierno de Aragón que tiene como idea regir y fomentar las distintas opciones lingüísticas que se plantean en la Comunidad.

Según el portavoz de CiU en el Parlament, Jordi Turull, se trata de "una propuesta muy grave que no se sustenta bajo ningún tipo de rigor científico ni académico, porque la unidad de la lengua catalana es indiscutible", por lo que ha apelado a que "se imponga el sentido común por respeto a la gente de la Franja de Ponent".

"No les decimos lo que tienen que hacer o no en las Cortes de Aragón -puntualizó ayer Turull-, solo les pedimos que utilicen el sentido común y que eviten bromas sobre las denominaciones artificiales que se están inventando, ya que esto también puede dar pie a inventar nombres para el castellano que se habla en Aragón".

El portavoz adjunto de ERC, Oriol Amorós, indicó a su vez que "podría parecer ignorancia pero sobre todo es mala fe, porque lo que pretende el PP es denigrar la lengua catalana, convertirla en los lugares donde se habla dentro de Aragón como algo residual".

Maurici Lucena, portavoz del grupo del PSC, consideró que la decisión del gobierno aragonés "obedece a motivos políticos" y ha añadido que cuando él va por el territorio de la Franja de Ponent habla en catalán y da fe de que la lengua que hablan sus habitantes es la misma.

Enric Millo, portavoz del grupo del PPC, destacó que él no valora las decisiones que toman los gobiernos de otros territorios aunque ha precisado: "personalmente, si me preguntan lo que se habla allí, es el catalán, aunque se le pueda denominar de otra forma".

Dolors Camats, de ICV-EUiA, explicó que su grupo recuperará una propuesta de resolución sobre esta materia que ya había sido tramitada en la anterior legislatura, y reclamó al Gobierno español que "desde el Estado se apruebe una declaración en favor de la unidad de la lengua, para evitar actuaciones tan lamentables como la del gobierno aragonés".

Según Jordi Cañas, de Ciutadans (C's), "no hay ninguna duda entre todos los expertos de que la lengua que se habla allí es la catalana por lo que, desgraciadamente, una vez más la política interviene en cuestiones en las que nunca debería entrar", y consideró "ridículo" el nombre elegido por el gobierno aragonés.

Desde la CUP, el diputado Quim Arrufat advirtió que el PP "quiere reducir la lengua catalana a una especie de tribu folclórica" en la zona, y valoró como "una ofensa y contra los derechos de los catalanohablantes inventarse una nueva denominación".

Etiquetas