Despliega el menú
Aragón

Sanidad

Los médicos de Primaria amenazan con hacer huelga en la primera quincena de junio

Tienen previsto cerrar la próxima semana el calendario de la movilización para protestar contra las últimas decisiones del Salud.

La sección de Médicos de Atención Primaria (formada por los sindicatos Cesm y Fasamet) estudia la convocatoria de huelga en los centros de salud de la Comunidad aragonesa durante la primera quincena de junio. Está previsto que el calendario de la movilización se cierre la próxima semana. No se descarta la posibilidad de que esta protesta pueda extenderse a otros ámbitos de la sanidad, como la especializada, aunque este hecho todavía no se ha confirmado.

Los representantes de la sección parecen apostar por paros parciales y no jornadas de huelga completas, aunque aún no se ha concretado cómo se procederá. El portavoz de Médicos de Primaria, Leandro Catalán, aseguró este martes que el motivo de esta convocatoria es protestar por la «falta de planificación sanitaria» que ha demostrado la consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón, así como las últimas medidas que han supuesto «un menosprecio al sindicato médico».

Catalán recordó su rechazo a algunas de las iniciativas que se han tomado desde el Salud, como la supresión de plazas de facultativos en los centros de salud urbanos, la política de personal de los últimos meses o bien la supresión, por ejemplo, del pago de la productividad variable (y su sustitución por días de libre disposición).

Una de las últimas medidas que más ha molestado a los facultativos ha sido la decisión del Servicio Aragonés de Salud de aprobar el Plan de Ordenación y Recursos Humanos, en el que plantea la jubilación forzosa de los facultativos a los 65 años. El sindicato médico y de enfermería, Cemsatse, fue el único que lo rechazó. El Salud lo ha defendido ya que asegura que posibilita la creación de empleo.

Para mostrar su malestar por estas iniciativas, un grupo de profesionales, la mayoría delegados sindicales, se concentraron este martes delante de la consejería de Sanidad en la plaza de la Convivencia de Zaragoza. A la protesta, convocada por Cemsatse, también acudieron representantes de Fasamet y de la Plataforma de Médicos Indignados de Aragón.

Precisamente, los sindicatos Cesm y Fasamet hicieron llegar el lunes una carta a la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, en la que pedían la paralización de este plan de jubilación al considerar que puede suponer un deterioro de la calidad asistencial a los ciudadanos.

Concurso de traslados

En esa misma misiva, ambos sindicatos creen que estas jubilaciones unido a la inminente convocatoria del concurso de traslados (los primeros se han anunciado para el 6 de mayo) pueden suponer el desmantelamiento de algunos servicios muy específicos de los hospitales de la Comunidad aragonesa.

Una afirmación a la que respondió este martes la Asociación Regional Aragonesa de Facultativos en Espera de Traslados (Arafet), que mostró su malestar por esta aseveración. Su presidenta, Rosa Feijóo, defendió la profesionalidad de los facultativos que optan a los traslados y que ocuparán los puestos de estos servicios.

Recordó el trabajo que han desarrollado durante años y que acreditan su labor profesional. Y negó rotundamente que por el concurso de traslados se vaya a producir un deterioro de la calidad de algunos servicios.

Etiquetas