Despliega el menú
Aragón

Encierro en Albalate del Arzobispo

None

Desde el balcón de mi tía Pilar en la plaza de Albalate del Arzobispo, esos días no se escatimaba en ropa, los más arreglados y los más pintorescos, blusas de peñas de todos los colores, 23 de septiembre día grande de las fiestas, plaza a rebosar de gente, ese año el día del encierro caía en viernes, y la plaza de bote en bote, la charanga tocando a salvo, y en el recorrido del encierre siete vacas y un novillo, son de las últimas del verano, vacas y toros vienen grandes y resabiados, colgaban mis piernas desde el balcón, colocado estratégicamente para verlo todo, a un lado la calle Concepción de donde venían las vacas cuando se soltaban de corrales, a otro lado la calle Mayor por la que iban y venían en su trasiego durante dos horas hasta el castillo y regreso hasta los corrales, delante el monumento a la jota en perfecta armonía siendo el centro de la radial de banderas, como si una araña hubiese entretejido una maraña entre la mano de uno de los joteros y los balcones que la rodeaban.

Roberto Bondía

Haz clic para volver al suplemento del concurso de relatos de HERALDO.es

Etiquetas