Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

En la Comunidad

El Ejecutivo inicia una nueva campaña de prevención y lucha contra incendios

Para esta campaña, se establece la época de peligro de incendios forestales durante el período comprendido entre el 15 de marzo y el 15 de octubre.

Europa Press. Zaragoza Actualizada 28/02/2013 a las 11:00
0 Comentarios
El incendio del Mocayo, entre Cálcenas y Trasobares, quemó 3.500 hectáreas en cinco díasHERALDO

El Boletín Oficial de Aragón publica la Orden del departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Ejecutivo aragonés por la que se pone en marcha la campaña de prevención y lucha contra los incendios forestales para el periodo 2013/2014.

Su ámbito de aplicación se circunscribe a todos los terrenos definidos como monte, así como los destinados a cualquier uso que estén incluidos en la franja de 400 metros alrededor de éstos. Se excluye de esta franja a los terrenos de los núcleos de población y de instalaciones industriales o de otra índole que queden aislados por una línea de edificación suficiente que garantice la imposibilidad de propagación del fuego a áreas adyacentes.

El uso controlado del fuego es uno de los aspectos más importantes en materia de prevención. Para esta campaña, se establece la época de peligro de incendios forestales durante el período comprendido entre el 15 de marzo y el 15 de octubre, ambos incluidos, explica el Gobierno aragonés en una nota de prensa.

Así, la realización de quemas agrícolas y forestales requerirá de autorización o notificación previa, en función del tipo de restos vegetales a quemar, su continuidad y la época de ejecución de las mismas.

De esta forma, la quema de restos vegetales que no tengan continuidad espacial entre sí o con otros restos vegetales presentes en el territorio, como son los restos de poda sobre terrenos limpios de vegetación, hogueras derivadas de trabajos forestales, se podrá realizar fuera de la época de peligro previa notificación al Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente que corresponda en razón del territorio.

Respecto a la quema de matorrales, pastizales, rastrojos, restos forestales y, en general, despojos vegetales que tengan continuidad con otros restos vegetales, precisará fuera de la época de peligro de autorización específica.


Prevenir daños por plagas


Asimismo, el Ejecutivo advierte de que no se concederán autorizaciones para la realización de quemas agrícolas y forestales y despojos vegetales en la época de peligro, salvo aquellas que tengan por objeto prevenir daños causados por plagas o evitar otros riesgos de mayor gravedad.

Con carácter excepcional y únicamente hasta el 31 de mayo, también se podrá realizar la quema de residuos de poda de olivo, con fines exclusivamente fitosanitarios, siempre que esté asegurada la discontinuidad espacial con otros residuos o restos vegetales presentes en el terreno.

Además de las quemas agrícolas y forestales, para esta campaña se recoge el uso del fuego en diferentes contextos como son los vertederos de residuos, su utilización en instalaciones de carácter recreativo y cultural o en la práctica de la apicultura entre otros.

Con la finalidad de facilitar las relaciones de los ciudadanos con la Administración así como el acceso electrónico a los servicios públicos, las notificaciones, solicitudes y autorizaciones para el empleo del fuego previstos como anexos a esta orden, se encuentran incorporados al catálogo de modelos normalizados de solicitudes y comunicaciones dirigidas a la Administración de la Comunidad, al que se puede acceder a través de la dirección web 'https://servicios.aragon.es/desforc-web/filtro_busqueda.do?'.


Sensibilización ciudadana


Los incendios forestales en Aragón han sufrido un importante incremento en los dos últimos decenios, tanto en su número como en la superficie total recorrida por los mismos. Para afrontar esta tendencia alcista la herramienta clave es la ordenación y gestión forestal, subraya el Ejecutivo.

La sensibilización e implicación de la población rural en las medidas de prevención es fundamental para reducir los focos de ignición debidos a negligencias, accidentes, además de aquellos intencionados así como para poder llevar a cabo actuaciones preventivas que afectan a la propiedad y actividad económica de la población local.

También es vital la implicación de esta población en las labores de apoyo a la extinción como conocedores del territorio, de las infraestructuras y de los recursos disponibles, afirma el Gobierno aragonés.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo