Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los efectos de la crisis

"Solo quiero sentirme útil"

Ana Rebenaque, que fue campeona de España de salto con pértiga, de 29 años, licenciada en Administración de Empresas, cuenta las dificultades para encontrar cualquier trabajo.

Ana Rebenaque, en una competición
"Lo único que quiero es sentirme útil"

Ana Rebenaque, zaragozana de 29 años, fue una atleta de primer nivel: campeona de Aragón de salto con pértiga (aún tiene el récord absoluto de Aragón), campeona de España en categorías inferiores, subcampeona de España absoluta. Mientras, estudió y se formó para el futuro: es licenciada en Administración de Empresas, tiene el Certificado de Aptitudes Pedagógicas (CAP), está acabando un máster y estudiando inglés. Y es, como tantos jóvenes, un número más en el paro.

"Tenía claro que no iba a vivir del deporte, pero no me imaginaba que iba a ser tan difícil encontrar un trabajo de lo que fuera. Mando currículums a todo: dependienta, cajera, auxiliar de administrativa... y nada. Es como un círculo en el que no ves la salida. Lo único que quiero es sentirme útil", asegura.

Ana ha dedicado gran parte de su vida al atletismo. De niña hizo gimnasia deportiva y luego se pasó al atletismo, donde enseguida destacó en la modalidad de salto con pértiga. Estuvo en los clubes Scorpio, Valencia Terra i Mar, y Puerto de Alicante. Fue campeona de España en categorías inferiores y subcampeona absoluta. Participó en el Mundial Junior de 2002, en Jamaica, y en el Europeo sub23, en 2003, donde consiguió su mejor marca, 4,15 metros (récord absoluto de Aragón y quinta mejor marca de España de todos los tiempos), y coincidió con la saltadora Isinbayeva (Premio Príncipe de Asturias).

El sueldo de deportista

En los mejores años de su carrera deportiva llegó a ganar unos 600 o 700 euros al mes, sumando varias becas. Entre 2007 y 2011 vivió y se entrenó en Soria, en un centro de alto rendimiento. Las lesiones y el desgaste le llevaron a la retirada de la alta competición, aunque sigue practicando atletismo con los amigos.

"En junio de 2011 volví a Zaragoza y empecé a buscar trabajo por todos los lados. Vi que sin experiencia ni contactos no me iban a coger. Me vi envuelta en una espiral de desánimo y desesperación. Y en 2012 me marché unos meses a Inglaterra para estudiar inglés con los pocos ahorros que tenía del atletismo", cuenta Ana.

En junio de 2012 volvió de Inglaterra y siguió buscando trabajo. Su experiencia laboral fuera del deporte no es muy extensa. Realizó prácticas como administrativa durante casi dos años en una empresa de Soria. A finales de 2011 trabajó dos semanas de profesora en un instituto de Graus para cubrir una baja. El verano de 2012 trabajó como operaria de almacén en Inditex, en Plaza.

Ahora da clases particulares a niños dos tardes a la semana. Mientras, estudia inglés y se está preparando para un examen en La Rioja (van a abrir listas de profesores interinos). Y le acaban de llamar para una entrevista la próxima semana.

Etiquetas