Aragón

Pleno en las Cortes de Aragón

Aprobado un suplemento de crédito de 250 millones para saldar la deuda sanitaria

Las Cortes han autorizado un suplemento de crédito para pagar deudas a proveedores que no se imputará al presupuesto autonómico.

Las Cortes de Aragón han aprobado este jueves en sesión plenaria la autorización al Ejecutivo autonómico de un suplemento de crédito de 250.011.000 euros para pagar deudas a proveedores. Partido Popular (PP) y Partido Aragonés (PAR) han votado a favor y la oposición lo ha hecho en contra en la sesión plenaria. Servirá para pagar deudas de 2011 y años anteriores.

El consejero de Hacienda y Administración Pública del Ejecutivo autónomo, José Luis Saz, ha presentado el Decreto-Ley, que regula la autorización del suplemento de crédito que, según ha afirmado, no se imputará al presupuesto autonómico, puesto que se inserta en el mecanismo extraordinario de pago a proveedores aprobado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera en 2012.

Saz ha indicado que del total unos 210 millones corresponden a facturas del sector farmacéutico. A ello se suman otras deudas por productos adquiridos por la sanidad pública aragonesa.

El resultado de esta operación es que "los proveedores fundamentales sanitarios han visto solucionada la liquidación", ha proseguido Saz, quien ha aseverado que "hay obligación por parte de las Administraciones de pagar puntualmente y en este caso se ha solucionado". Ha puesto de relieve que ello facilitará el mantenimiento del empleo en las empresas beneficiarias.

"Este suplemento de crédito es algo que da buena imagen a las Administraciones públicas y merece el apoyo de esta Cámara porque los que se benefician realmente son esos proveedores", ha opinado.

El diputado popular Jorge Garasa ha enmarcado el Decreto-Ley en el "proceso general de consolidación fiscal" emprendido por el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi y ha recordado que la deuda sanitaria intrahospitalaria acumulada era de unos 400 millones de euros, de un total de 465 millones adeudados, que ahora se podrían gastar en otras políticas, como la educativa, la sanitaria, la de empleo o la agraria, de no ser deudas.

El parlamentario del PAR, Antonio Ruspira, ha apoyado la iniciativa legislativa, ha expresado que cuando se produce un cambio de Gobierno "habitualmente se suelen hacer auditorías" y ha agregado que tras las deudas "hay empresas".

En contra

La diputada del PSOE, Ana Fernández ha rechazado, asimismo, el Decreto-Ley y ha preguntado al consejero si en 2012 conocían la existencia de esta deuda, tras lo que le ha solicitado que lleve estos Decretos a las Cortes con tiempos suficiente y aportando los "elementos realmente claves".

El diputado de Chunta Aragonesista (CHA), José Luis Soro,ha preguntado al titular de Hacienda "con cargo a qué objetivos económico-financieros" se imputa este suplemento de crédito y ha señalado que la normativa dispone que el pago de las obligaciones pendientes se debe aplicar sobre el Presupuesto vigente.

El portavoz del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida (IU), Adolfo Barrena, ha dicho no al Decreto-Ley porque en él subyace la política de estabilidad presupuestaria, "que IU no contempla", y aunque ha reconocido que esta nueva norma solucionará la deuda a los proveedores ha considerado que "hay otras necesidades imperiosas que hay que resolver" en el plano económico. "Siguen sin priorizarse los criterios de gasto social", ha lamentado.

Ha echado en cara al consejero José Luis Saz que las políticas del PP "están generando 135 pérdidas de empleo diarias", añadiendo que "sus políticas son de todo menos eficaces".

Etiquetas