Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Autopistas en Aragón

La AP-2 y la AP-68 han perdido el 15% y el 12% de su tráfico

Desde el último incremento en las tarifas, en septiembre, han perdido más del 12% de vehículos respecto al mismo período de 2011.

Varios vehículos, en el peaje de Alfajarín de la autopista de Barcelona.
Fomento incumple su compromiso de asumir peaje gratis en la AP-2 y AP-68 desde este mes
JUAN CARLOS ARCOS

Cada vez menos transitadas. Las autopistas de todo el territorio nacional presentan, cada mes, un nuevo descenso en el volumen de tráfico, acompañado (y motivado) por un continuo incremento en sus tarifas. Una medida que no invita a atravesarlas y que empuja a muchos conductores a transitar por carreteras menos rápidas y menos seguras, pero más económicas.

No es ésta una situación ajena a la Comunidad aragonesa. Desde que arrancó la crisis, las vías de pago en Aragón registran constantes pérdida. Los últimos dos años son paradigmáticos, pues no ha habido mes en que el tráfico no haya sufrido un retroceso considerable. En total, la AP-2 a su paso por Aragón ha perdido un 15% de tráfico desde 2010, mientras que en la AP-68 esta caída ha sido del 12,04%, según datos de Fomento.

Entre enero y octubre del año pasado (último dato disponible), en el tramo aragonés de la autopista del mediterráneo (AP-2), que conecta Zaragoza con la provincia de Tarragona, el número de vehículos cayó un 10,79% con respecto a los mismos datos del año anterior.

Un descenso que debe sumarse al registrado entre 2010 y 2011, del 8,62%, que alcanzó un retroceso interanual récord en el mes de marzo (23,16%).

Algo menos pronunciado, aunque también continuado, es el descenso en el tránsito de coches por el recorrido zaragozano de la AP-68, que une la capital aragonesa con Bilbao. A lo largo de los primeros diez meses de 2012, esta vía perdió el 9,30% del tráfico que la cruzó durante el mismo período de 2011. Entre 2011 y 2010, la bajada fue más moderada: 5,36%.

No son, los de estos dos últimos años, unos datos aislados. Desde el comienzo de la crisis los peajes comenzaron a registrar unas cajas algo inferiores. En la AP-2 habría que remontarse hasta 2009 para encontrar el último crecimiento, mientras que en la AP-68 el último incremento tuvo lugar en 2010.

Encarecimiento de los peajes

La subida en el precio de los peajes no ayuda a remediar esta situación. Desde el último encarecimiento (7,5% sobre las tarifas anteriores), que se empezó a aplicar en el mes de septiembre, por la AP-2 han pasado 19.325 viajeros. En el mismo período (septiembre y octubre) del año anterior registró 22.391, un 13,69% más.

En la otra vía la tendencia es similar. Mientras en los meses de septiembre y octubre de 2011 sumó 26.501 vehículos, en el mismo período de 2012 esta cifra ha caído a 23.432, un 11,58% menos.

Etiquetas