Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón

Los prematuros ya suponen el 7% de los partos en Aragón

La fecundación asistida, el acceso tardío al primer parto y el estrés son los principales factores que favorecen el adelanto del parto.

Un oscense recién nacido
Cae un 2,55% el número de nacimientos en Aragón
R. GOBANTES

Cada vez es más común que un bebé llegue a este mundo antes de que se cumplan los nueve meses de gestación que marca la teoría. A lo largo de 2011 se registraron hasta 900 partos prematuros en Aragón (último dato publicado), sobre un total de 12.400 alumbramientos. Esto supone un 7,25% del total de niños nacidos en la Comunidad.

Si se atiende a los datos de 2009, cuando hubo 799 partos prematuros sobre un total de 13.064 nacimientos (6,11%), se observa a lo largo de ese período un importante crecimiento que, según señalan los expertos, no es un dato aislado. Se trata de una tendencia que los grupos de investigación llevan tiempo estudiando y que genera largos debates en los encuentros entre especialistas.

Las causas que motivan esta querencia son varias, aunque giran fundamentalmente en torno a tres: el auge de la fecundación asistida, el acceso cada vez más tardío a la maternidad (la media de edad de las parturientas en Aragón ronda, en estos momentos, los 33 años) y el estrés de la madre.

Según explica el doctor Javier Tobajas, jefe de los servicios de Tocología del Hospital Miguel Servet, "el hecho de que en la fecundación asistida esté permitido transferir hasta tres embriones eleva el número de nacimientos de gemelos y mellizos, que muestran una elevada propensión a nacer prematuros". A lo largo de 2011 nacieron 279 parejas de gemelos o mellizos en Aragón. Además, fueron alumbrados dos tríos de hermanos.

Otro aspecto que influye en la prematuridad es "el cada vez más tardío acceso de la mujer a su primer parto". Esto, indica el experto, "conlleva un mayor estímulo del embarazo, según se ha podido comprobar con varios estudios".

El estrés constituye el tercer estimulador del parto. "Está comprobado que cuanto mayor sea el estrés laboral y menor el reposo, mayor propensión habrá hacia la prematuridad", añade el doctor Tobajas.

El tabaquismo (o el estar expuesto a humos) y los conservantes y estabilizantes alimentarios (muy presentes en los hábitos alimenticios actuales) conllevan también un estímulo en la parte final de la gestión.

Posibles problemas

Los niños que nacen de forma especialmente prematura pueden llegar a tener determinados problemas de salud, especialmente de tipo respiratorio, así como infecciones o hemorragias. Además, pueden experimentar cierto retraso en el desarrollo físico.

Etiquetas