Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Crecida extraordinaria del río

Suárez defiende la necesidad de limpiar el cauce del Ebro

El consejero del Gobierno de Aragón insiste en que "si se hubiera limpiado, habría menos problemas con la altura que cogen las aguas" en estos episodios de avenidas.

Imagenes de la crecida del Ebro en la Ribera Baja.
Crecida en la ribera baja_2
ASIER ALCORTA

El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, ha explicado que "no hay ninguna novedad" respecto a la crecida del Ebro a su paso por la provincia de Zaragoza, cuya punta "ya estaba en Mequinenza hace unas horas" y ha defendido la necesidad de limpiar el río Ebro.

A su entender, "el único problema", que "todos estamos por intentar resolver, es la necesidad de limpiar los ríos" y, concretamente, el Ebro, que "si se hubiera limpiado, habría menos problemas con la altura que cogen las aguas" en estos episodios de avenidas.

En relación con la crecida, ha apuntado que, "al final, ha sido una crecida inferior en caudal a las previsiones iniciales que había el viernes pasado".

Por su parte, el Jefe de Bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza, Eduardo Sánchez, ha indicado que "ya estamos de bajada" y "se están retirando todos los efectivos activados estos días atrás, sobre todo aguas arriba de Zaragoza", donde "se han concentrado los medios porque había más afección a núcleos urbanos, que es lo principal que hay que proteger".

Por lo que se refiere a aguas abajo de Zaragoza, ahora "está pasando el máximo" del caudal "y ahí la ventaja es que los núcleos urbanos ya están protegidos 'per se'" y los desbordamientos del río afectan a campos de labranza "por lo que el problema es menor para nosotros".

Etiquetas