Aragón

Tráfico

El nuevo examen de conducir llega este lunes con temor a más suspensos

La DGT espera elevar el nivel y para ello aumenta la duración de la prueba práctica. El examinador fijará un destino y será el alumno el encargado de llegar tomando la ruta más adecuada.

La matriculación en las autoescuelas cae en Huesca un 30%
HA

La Dirección General de Tráfico (DGT) se ha propuesto aumentar el nivel de los nuevos conductores. Para ello ha introducido una serie cambios en los exámenes que dan acceso al carnet. Uno de los más importantes entra en vigor este lunes 21.

Se trata de la nueva prueba práctica, que tendrá mayor duración e introduce diferentes novedades. Antes de comenzar en sí, el examinador explicará al alumno las características del ejercicio y controlará la acomodación dentro del vehículo (asiento, cinturón, espejos...).

A continuación llega el principal cambio. El examinador dirá al aspirante que se dirija a un destino concreto, y será éste quien tome el rumbo que considere más oportuno. Tan solo será interrumpido en caso de riesgo en la conducción.

En total, la prueba se extenderá como mínimo durante 25 minutos -marcados por ley- para la mayoría de los conductores, o 45 si se trata de profesionales. Una vez concluido el ejercicio práctico el examinador explicará al alumno, delante de su profesor, los posibles fallos que haya cometido.

Una de las consecuencias directas de elevar el listón del examen será la de un mayor número de suspensos. Así lo creen al menos profesionales y alumnos. “No será extraño que haya menos aprobados ya que muchos vienen con la idea de pasar el examen, no de aprender realmente a conducir”, señala Carlos Bricio, presidente de la Asociación de Autoescuelas de Zaragoza.

A su juicio, los cambios introducidos por la DGT son “una buena noticia” porque “es importante salir con el mejor nivel de conducción posible, nos jugamos la vida en ello”.

Aunque no se ha notado un gran pico de solicitudes en este mes de enero, muchos alumnos reconocen que han adelantado su fecha de examen para evitar la nueva prueba. “Yo intenté acelerar las prácticas pero no me dio tiempo porque aún no estoy preparada, pero conozco a varios compañeros que sí se han librado”, señala Susana Fuentes, una joven zaragozana que se prepara para conseguir el ansiado carnet.

Más preguntas, y en ordenador

Estos cambios se unen a los ya implantados desde el pasado otoño en la prueba teórica. El banco de preguntas posibles se amplía hasta las 15.500, de forma que se intenta evitar la memorización sistemática. De hecho, los cuestionarios utilizan ahora un lenguaje más sencillo y fácil de comprender, así como nuevas fotografías.

Además, se está implantando progresivamente el uso de ordenadores específicos para las pruebas. Todavía no han llegado a las delegaciones aragonesas, pero se instalarán a lo largo de este 2013. El examen consta de 30 preguntas con un tiempo máximo de media hora. No se permiten más de 3 fallos.

Etiquetas