Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Fin de la huelga

La huelga de monitoras finaliza tras el acuerdo entre empresas y sindicatos

Empresas y sindicatos han llegado a un preacuerdo tras una reunión de siete horas en el SAMA. Las monitoras han votado a favor en una asamblea posterior y las nuevas condiciones entrarán en vigor a partir de este viernes. Las empresas aseguran que no habrá sanciones.

Pepe Gimeno, de UGT, y Sagrario Mirablanca, de CC.OO., enfrentados en la asamblea
No habrá sanciones contra las monitoras
JOSE MIGUEL MARCO

La huelga de monitoras de comedor finaliza después de que las empresas del sector y los sindicatos, en representación de las trabajadoras, hayan llegado a un preacuerdo en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), donde ambas partes han estado reunidas desde las 8.30 hasta las 15.30. Siete horas de negociación que han llegado por fin a buen puerto, lo que permitirá que la normalidad vuelva este viernes a los comedores escolares tras ocho días de huelga.

Este jueves por la tarde, las monitoras han votado, en una asamblea convocada por UGT en su sede, a favor de las nuevas condiciones laborales alcanzadas. Solo dos manos se han alzado en contra, además de 12 abstenciones.

El acuerdo alcanzado este jueves obliga, en primer lugar, a desconvocar la huelga y a retirar cualquier sanción interpuesta por las empresas a sus trabajadoras por incumplimiento de sus funciones entre los días 8 y 17 de enero.

A cambio, los sindicatos se comprometen a no interponer demandas contra las empresas por dificultar el derecho a huelga de sus trabajadoras.

Los puntos clave del acuerdo

El 31 de diciembre de 2011 terminó la vigencia del convenio laboral que las monitoras de comedor mantenían con las empresas del sector. Durante un año, las negociaciones entre empresas y representantes sindicales no llegaron a buen puerto. Este jueves, un año después de que caducase el convenio, las monitoras de comedor han conocido por fin cuales serán sus condiciones laborales, que entran en vigor este mismo viernes y estarán vigentes hasta el 31 de diciembre de 2014.

Para el nuevo convenio, la propuesta empresarial incluía la congelación salarial en 2012 y una subida de 0,4% en 2013 y de 0,5 en 2014. Los sindicatos exigían sin embargo una subida de 0,6 tanto en 2013 como en 2014. 

El acuerdo alcanzado supone un término medio. La congelación salarial de 2012, año pasado, se mantiene, y se incrementará en 0,5% el valor de la hora trabajada en 2013 y en 0,6 en 2014.

Otro de los puntos peliagudos para llegar a un acuerdo era que inicialmente, los empresarios querían eliminar los tres días de libre disposición con los que contaban hasta ahora las monitoras. Su última propuesta era mantener dos días este curso 2012/13 (uno de libre disposición y otro para una consulta médica del especialista) y uno solo para visita a un especialista en el próximo curso.

La parte social del conflicto, los sindicatos, pedían sin embargo computar los días de libre disposición en función de años naturales y no de cursos escolares. Pedían además conservar los tres días en 2012, y uno de libre disposición y otro para visita a un especialista tanto en 2013 como en 2014.

El acuerdo alcanzado contempla la petición de disfrutar de estos días dentro del año natural y mantiene los tres de 2012, que ya pasaron. Sin embargo, en 2013 las monitoras solo podrán disfrutar de un día de libre disposición y otro para visitar a un especialista, mientras que en 2014 solo se mantiene, como solicitaban los empresarios, el de visita al especialista médico.

En caso de que una monitora no disfrute de sus días de libre disposición, recibirá un plus económico del 50% del salario de un día normal trabajado.

UGT y CC. OO. empañan el tono de la asamblea

El tono triunfante de la asamblea celebrada este jueves se vio empañado de nuevo por las tensiones entre los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO., ya que, aunque ambos celebraban el acuerdo, no pudieron evitar recriminarse su actuación durante el conflicto.

Pepe Gimeno aprovechó el acto para acusar a CC.OO. de preocuparse más por la atención mediática que por las condiciones del convenio. Sagrario Mirablanca, de CC.OO. calificaba de vergonzosas las declaraciones de Gimeno y quiso señalar su disconformidad con el procedimiento de toma de decisiones: "El colectivo de monitoras es de 1.400 y solo una pequeña parte, las presentes en asamblea, votaron a favor de la huelga. De la misma manera que ahora solo la minoría presente vota sobre la firma del acuerdo. Así no se hacen las cosas".

Cuando la tensión aumentaba, las monitoras quisieron mostrar su disconformidad con la actuación de los sindicatos y comenzaron a cantar todas a la vez: "Aquí están, estas son, monitoras de Aragón".

Gimeno concluyó su intervención en la asamblea comentando: "Este acuerdo ha sido muy fuerte, muy duro y muy escaso, pero es lo que hay".  

Etiquetas