Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Riada

La Confederación Hidrográfica prevé una crecida en el Ebro de 2.000 m3 por segundo

Considera que es una crecida ordinaria pero insiste en "permanecer atentos" a posibles repuntes como consecuencia del nuevo frente de lluvia.

Río Ebro a su paso por Zaragoza
Alerta ante una importante crecida en el río Ebro
OLIVER DUCH

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) prevé que en las próximas horas, el eje fluvial de la cuenca registre unos caudales inferiores a los 2.000 metros cúbicos por segundo, correspondientes a una crecida de tipo ordinario. 

Según informa el Organismo de cuenca, las crecidas previstas en los afluentes de la zona noroeste de la cuenca y la entrada de un nuevo frente de lluvia podrían modificar, sin embargo, estas previsiones y originar repuntes en los caudales del Ebro.

Hasta el momento, las lluvias han originado crecidas ordinarias en todos los afluentes de la margen izquierda del Ebro, desde su cabecera hasta el río Irati, a excepción del Arga, donde se han registrado caudales extraordinarios con un periodo de retorno de 10 años.

En concreto, en el tramo medio del río, en Etxauri, se han superado los 1.000 metros cúbicos por segundo de caudal, lo que, según la CHE, supone el mayor episodio registrado desde febrero de 2003.

En Pamplona, el caudal máximo registrado ha sido de 437 metros cúbicos por segundo, sin que haya producido afecciones destacadas gracias al funcionamiento de las defensas existentes en el río a su paso por la ciudad, construidas por el Organismo de cuenca tras la avenida de 2003.

Las lluvias previstas para las próximas horas podrían generar nuevas crecidas en las cuencas del cuadrante noroccidental de la cuenca, aunque solo se prevé que se superen los caudales de este martes en los ríos Irati y Salazar, y en los afluentes del tramo alto del río Aragón.

En el Ebro, estas crecidas producirán un nuevo incremento de caudal la madrugada del viernes, aunque previsiblemente por debajo de las estimaciones hechas para este miércoles de 2.000 metros cúbicos por segundo.

Los ríos afectados por el temporal de nieve y lluvias fuertes, en especial en la cuenca alta del Arga, presentan una tendencia a la normalidad que podría verse alterada, sin embargo, con nuevas lluvias.

Así, aunque de cara al jueves no se esperan precipitaciones importantes, durante la jornada del viernes se prevé que se produzca la entrada de un nuevo sistema frontal con temperaturas algo superiores a las actuales, con una cota de nieve que al principio podría subir hasta los 2.000 metros de altitud.

Desde la CHE se insiste en la necesidad de "permanecer atentos" a nuevos posibles repuntes como consecuencia del nuevo frente del viernes.

Etiquetas