Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tráfico

Más de 11.000 aragoneses pueden anular sus multas por irregularidades

Se trata de aquellas sanciones notificadas a través del TESTRA antes de su entrada en vigor. Hacienda ya ha comenzado a devolver el importe más intereses.

El 45% de las sanciones que suponen pérdida de puntos tienen su causa en el exceso de velocidad
Más de 11.000 aragoneses pueden anular sus multas por irregularidades
HA

Los tribunales económico-administrativos están dando una agradable sorpresa a muchos conductores que fueron sancionados por alguna infracción de tráfico entre 2010 y 2011. El motivo no es otro que el irregular uso -así lo estiman los jueces al menos- que se hizo del sistema de notificaciones Testra (Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico).

Hasta su entrada en vigor, todas aquellas multas que no habían podido ser notificadas al infractor -por cambio de domicilio, ausencia, errores de dirección...- se publicaban en el boletín oficial de la provincia correspondiente. Con la puesta en marcha del Testra, el 24 de noviembre de 2010, se pasaban a publicar a una web en internet donde se pueden consultar con mayor rapidez.

Sin embargo, según denunció Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Tráfico empezó a subir las multas a esta página antes de la ficha indicada, por lo que miles de sanciones se han considerado como nulas. De hecho, Hacienda ya ha comenzado a devolver el importe de la multa más los intereses a los conductores que así lo han reclamado.

Y no son pocos. Según cálculos de AEA, la cifra alcanzaría los 200.000 expedientes en toda España, mientras que en Aragón representarían 11.400, la mayoría en la provincia de Zaragoza (5.300), aunque también numerosos en Teruel (3.200) y Huesca (2.900).

Para AEA, “la decisión de Hacienda de devolver miles de multas injustamente cobradas se produce en un momento que tiene una especial significación no sólo desde el punto de vista jurídico ya que se restablecen las necesarias garantías jurídicas que deben rodear cualquier procedimiento sancionador, sino desde el punto de vista económico, ya que miles de automovilistas van a recuperar con intereses un dinero que creían perdido”.

Diferentes casos

La denuncia presentada por esta asociación recuerda tres tipos de situaciones en las que los tribunales están dando la razón a los conductores. Por un lado, se encuentran los casos de aquellas personas que tenían expedientes sancionadores anteriores al 24 de noviembre de 2010.

Por otro lado, los casos en los que los tribunales deciden invalidar la multa después de reprochar a la DGT su “falta de diligencia” a la hora de localizar al conductor infractor, ya que “si no le fue posible la notificación de la multa porque en la dirección del destinatario resultó desconocido, también la DGT puede acudir a la Agencia Tributaria con el fin de averiguar la existencia de otro domicilio, el fiscal”.

Y por último, están los casos en los que, a pesar de que hay conductores que han comunicado el cambio de domicilio a la DGT, ésta sigue remitiendo las multas a una antigua dirección, con lo cual, el infractor no se entera de que ha sido multado. En este caso, el Tribunal Económico Administrativo de Aragón ha fallado a favor de un ciudadano que había notificado a la DGT su traslado a Francia y, pese a haber informado de la nueva dirección, una multa pendiente le fue remitida a su antigua casa en Zaragoza.

Etiquetas